Los “no, es que yo de eso no entiendo” – Internet

Los “no es que yo de eso no entiendo” es una mutación genetica que se produce en determinados ejemplares del homo sapiens.  con una incidencia muy variable existiendo una clara prevalencia en los sujetos por encima de los cincuenta, más si trata de la hembra de la especie.

Los “no, es que yo de eso no entiendo” no presentan características fisicas concretas pudiendo tratarse de especimenes bajos, altos, gordos, delgados, con barriga cervecera o no, con cartucheras o no.  Aun dentro de estas variantes se ha observado una cierta tendencia al sedentarismo lo que no excluye que algunos sujetos actuen de forma diametralmente opuesta siendo unos autenticos psicotapatas de los paseos, más cuando estos permitan la observación de alguna obra publica, por las que sienten pasión, pasíon que se expresa con frases del tipo. “Ese tio no tiene ni idea de como se ha de vibrar el hormigon”  brindando de paso sus sabios consejos “Eh! tu!  esa borada lleva demasiá agua”

En cualquier caso sea cual sea su profesion de origen, su estado físico, sus creencias religiosas, su ideologia política si la tuviere o  si toman el café con azucar o sacarina.

Es que el médico me tiene amargao

Su común denominador, lo que hace de ellos una subespecie reconocida  es su obcecación en negarse a admitir, aunque solo sea un poquito que quizá, solo quizá,  existe una posibilidad pequeña y remota; pero posibilidad al fin y al cabo de que, dejando un margen amplio a la duda, eso del interné, puede que hasta resulte, practico, interesante, y no les suba la presión sanguínea.

Los “no, es que yo de eso no entiendo” creen firmemente que eso de “feisbú” es una manera de perder el tiempo, que la red esta llena de pederastas, criminales, y otra gente malvada cuyo único fin es estafarles, pervertir sus almas puras y quien sabe si hasta asesinarlos, porque eso de internet “no puede ser bueno”.

Es una lástima porque  en su obcecación se pierden la posibilidad de compartir un rato de tranquila charla  madre, hija y nieta (esta última no es que diga gran cosa de momento pero todo llegará) la primera aquí y las otra allá y entre ellas la distancia una distancia que no tiene porque ser tan insalvable.

Captura de pantalla 2014-02-20 a la(s) 18.00.01

2 comentarios

  1. Author

    Mi suegro también era de esta cuerda, pero son minoria, conozco mucha gente de mi entorno generacional que se rigen por la máxima que titula este post. Y es una pena.

  2. Mi abuelo descubrió Internet a los 90… se arremangó y aprendió, más o menos, a usar un ordenador con el único fin de poder mandar mails y hacer vidioconferencias! Era para verlo… pero lo hizo, porque no se peude estar en este mundo y no “ir con el”. Y lo que disfrutaba los chats con sus nietos!

¿tienes algo que decir?