Viva la madre que parió al que inventó…

a) la anestesia epidural
Cuando iba a nacer mi hija el médico me preguntó si queria que me pusieran la epidural, por aquel entonces era toda una novedad que se realizaba en pocos centros.
Muy nuevo = poca práctica.
No mire mejor lo dejamos para otro momento, que cñ era mi espalda. Dos años después ya habían nacido unos cuantos niños más o lo que es lo mismo más niños=más experiencia. Pero entonces a mi niño le dio por nacer con problemas y tuve que dejar la experiencia para mejor momento que tampoco fue con el tercero. Reasumiendo que hasta el lunes no puede vivir en mis propias carnes, concretamente de cintura para abajo esa curiosa (como poco) experiencia de sentirme Rambo por unas horas.
Mis piernas no me siento las piernas.
Al principio de medio adormilé pero no sé en que momento me di cuenta de que sobre mi cabeza habia una pantalla en la que daban un interesante documental. Como implantar un ligamento cruzado en una rodilla jodida que daba pena. La mía. Hacia mucho que no me enganchaba así a un programa de la tele, pero es que era muy realista. Como que la rodilla era la mia y cuando la voz en off decía.
Vamos a ver si por aquí pasa
el objetivo era pasar la broca por mi femur.
Y hete aquí mi segundo
Viva la madre que parió al que inventó….
La artroscopia.
Rediez, aun tengo muy presentes mis dos operaciones de ligamentos anteriores. la primera,  supusieron 40 días de yeso, y ahora morena (aun lo era del todo)  al mas puro estilo lázaro: levántate y anda el resultado fue volver a pasar por quirofano para intentar recomponer todo lo  que se rompió aquel día, quizá no el mismo día pero no pasó mucho tiempo hasta que  el cruzado se rompio. En esa ocasión la inmovilización no fue tan larga pero los dos tajos de “a palmo” que llevo en la rodilla son los mudos testimonios de lo mucho que la cirugia ha avanzado en los ultimos veinte años.

Bueno pues aquí me teneís en casa utilizando el ordenador pequeñajo, más o menos del tamaño de mis cicatrices, pinchando eparina intentando portarme bien y no andar más de lo estrictamente necesario, pero mas feliz que unas pascuas, porque doler, la verdad es que el domingo me dolía más.

Lo que no ha cambiado es eso

 

No se ve muy bien porque la foto la hice con el telf. que a la vista del resultado ya veis que no es un iphone de ultima generación. Lo que quiero que mireis es la crucecita es que sirve para decir que esa y no otra es la pierna que había que operar. Francamente eso mosquea y mucho.

Bueno dentro de nada espero estar en plena forma mucho mejor que antes.

Gracias a todos los que os habéis interesado por mi salud. Gracias de verdad.

1 comentario

  1. Lo primero es que m’alegro de que estés bien. Lo segundo es que más vale que te hagan la cruz que no que te intenten arreglar la pierna que no es, que no serías la primera.
    Hala wapa, que te vaya bien.

¿tienes algo que decir?