La boda – El día después más o menos

Eso de ahí es mi teléfono y lo de debajo son unos boletos de la ONCE, que lamentablemente no han resultado agraciados….A lo que lleva la desesperación.

¿Porqué  os enseño mi telefono?

Pues no, No es para fardar de Iphone que dicho sea de paso ya está totalmente desfasado, es de los viejos, sino porque es la tercera vez que hoy lo he de cargar:

La bateria  del Iphone no es para echar cohetes,  eso es cosa sabida  pero es que hoy  ha trabajado mucho.

Hoy, primer día laborable después de la boda,  puedo aseguraros que en general, los trabajadores por cuenta ajena  muy especialmente los funcionarios sienten especial predilección por hacer sus llamadas personales en horario laboral con cargo a quién corresponda siempre y cuando no sea a ellos mismos. Esta mañana, y no exagero entre llamadas entrantes y salientes  (estas últimas pocas) solo con el móbil he estado algo más de 2 horas al telefono.  En general todas las llamadas iban en la línea de la felicitación, felicitación por el acierto en el vestido, por  el acierto en las flores por el acierto en lo que sea y ya de paso y como quién no quiere la cosa

“Oye y ahora haciendo un poco de cotilleo ¿Quién era aquel que…?” Pero bueno eso lo dejo para otro momento.

Mientras ellos, quienes fueran, hablaban yo aprovechaba el tiempo para mandar e-mails, todos expresando mi agradecimiento,  por su asistencia, por su simpatía, por no haberse llevado ningun jarron de los  que adornaban las mesas del restaurante, en general grcias por todo, por todo menos por los regalos  porque eso es tarea para a sus legítimos receptores; los novios.

La parte económica de una boda es tremendamente compleja.  La única forma lógica de plantearselo es bajo la forma de balance en el que hay que intentar cuadrar el debe y el haber, algo muy dificil. Una de las pocas herramientas de que se dispone para intentar conseguir este objetivo son los invitados, como por ejemplo, los amigos de los novios, pero economicamente hablando estos no son relevantes porque o bien acaban de casarse o lo harán en un futuro próximo con lo que el tema de los regalos se reduce a un simple cambio de cromos .

Después tenemos a la familia, de rentabilidad más que discutible porque  habitualmente cuando nos referimos a “aquel jarrón… ” estamos hablando casi  siempre del jarrón  que nos regaló  tía juanita, tía eduvigis o la abuela Engracia. RAramente “ese” jarrón nos lo habrá regalado el director de la agencia bancaria con la que trabaja el abuelo desde hace años.

¿Porqué la familia siente esa desmesurada predilección por los regalos de alto contenido simbólico? Pues basicamente porque son baratos, tanto que muchas veces salen gratis, solo necesitan envolverlos en la socorrida formula:

“toma sobrino este jarrón se lo regalaron a tu abuela el día de su boda, cuidalo bien que lleva muchos en la familia…”

Claro que tía Juanita olvidó añadir… metido dentro de una caja en el desván”

De este tipo de regalos saben mucho los aristócratas solo que en su caso los jarrones suelen ser de siglo XVI y los cuadritos de Velazquez.

A día de hoy y suponiendo que los contrayentes sean jóvenes y en primeras nupcias,  los únicos invitados economicamente rentables son los amigos de los padres, especialmente cuando los padres son , por ejemplo, abogados, jueces o políticos. Pero aún en este caso independientemente de cuan generosos sean los amigos sigue habiendo un   pequeño problema , al menos para los padres. Los ingresos generados por el concepto regalo  normalmente no van a parar al mismo bolsillo de donde previamente han salido los gastos.

Esto de ser padre es muy duro,  porque  a todo lo antedicho hay que añadir otro concepto, el compromiso. El compromiso que todo regalo genera, y que solo afecta a los padres y que se materializa en  esa pequeña targeta invisible pero que está ahi y que  viene a decir:

Cuando mis ocho hijos se casen ahi te quiero ver....

Mañana intentaré sacar tiempo para hablar de la elección del restaurante un tema intimamente relacionado con este de hoy

 

1 comentario

  1. Espero ansiosa el resto de tu historia!!! :-))

¿tienes algo que decir?