El verano que perdí

Perdí o me lo robaron, no sabría decir muy bien. Lo cierto es que, en mi pasado más immediato,  hay una laguna  temporal  donde se amontonan una ingente cantidad de acontecimientos que por número e intensidad se situan entre el  sueño y la pesadilla.  El resultado es que hoy 28 de agosto, por primera vez en más de un mes he tenido tiempo para abrir la web. Y, ¿con qué me he encontrado?, pues con Pablo Casado y por duplicado.  Desde ya mismo pido disculpas por haber dejado semejante imagen dando vueltas en la cabecera de mi web. Lo siento es como para desmoralizar a cualquiera, empezando por mi misma, pero es lo que tiene el desembarco de la escuadra británica en forma de hija con sus correspondientes retoños, (un amor, los tres, pero un amor muy cansado). Despues llegó la hora de “Mi gran boda mexicana”.

Todo perfecto con pequeñas salvedades como por ejemplo el pequeño detalle de celebrarse en agosto.

¡Hijo! jamás te perdonaré  que os casaseis  en Agosto en un lugar cuya comparación más precisa es cuando abres el lavaplatos a destiempo y se te nublan las gafas.

Pues así todo el día, a 98 por cien de humedad. Y encima con lluvia, cada dia un chaparrón.  ¡Por Dios!. Eso sí mi nuera un amor, vegetariana a su manera y como toda buena mexicana fanática del chile, yo creo que le ponen jalapeños hasta al Ibuprofeno.  Por lo demás, boda pisando la arena del Caribe etc. etc.  Pero el Caribe tiene eso, que está muy lejos  y es cuando volvemos a lo de casarse en Agosto, cuando todo el hemisferio norte se mueve  de un lado a otro, cuando los billetes de avión son más caros, los hoteles estan más llenos. Yo que me había hecho la promesa solemne de no volver a viajar en agosto,  ahi me tenéis reviviendo una nueva edición de mi “Verano Azul” 

Despues de la experiencia mexicana, un paréntesis entre lavadoras y vuelta a tomar las maletas y hacia Francia, en lo que tenía que ser una experiencia relajante, pero que por su brevedad y sumando  la distancia en kilómetros que en los últimos años asumo en su totalidad, pues así estamos a veintiocho de agosto con esa extraña sensación de haber perdido algo por el camino.

Mañana me pondré con el tema fotos, a ver si así me recupero.

Y me ratifico en lo de Pablo Casado, Lo siento, de verdad que lo siento mucho.

 

¿tienes algo que decir?

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.