Bayreuth en el Liceu – primera entrega, o, ¿Por favor alguien ha traído una escopeta?

 

Pues si ayer fue el día el gran día, día de la primera representación de los festivales de Bayreuth en el Liceu,  o como les gusta decir a los medios “el aterrizaje”,  no sé qué mania tienen los periodistas en hacer aterrizar orquestas y coros en los escenarios del mundo. En fin son modas. Era el gran día y eso se notaba en el público en las ganas en que la gente llegó prontito y en que muchas entradas lucían en letra pequeña la palabra invitación. Porque  eso de hacer coincidir el GRAN DIA con el último o casi el último fin de semana de vacaciones cuando aun apetece la playita , no ha sido UNA GRAN IDEA, que la cultura es una cosa y los mojitos otra y si a eso unes que los mojitos son más baratos que la cultura (ayer un 13 por ciento más cara ahí es ná) pues esa confluencia de factores adversos no hace más que aumentar las dificultades para colocar entradas o lo que es lo mismo disminuir la taquilla que vista la gente la ingente cantidad de gente que había sobre el escenario habia de ser muy alta para cuadrar las números. En fin que así las cosas ha costado mucho dignificar la asistencia para estos dos primeros días; fuentes del teatro fiables aunque no sé si lo bastante bien informadas me dicen que para lo demás días la cosa ha ido mejor pero ayer eramos muchos los invitados unos porque de alguna manera nos lo hemos currado; yo este año no mucho pero algún día como dijo mac. arthur, volveré. Otros no sé porque me da a mi que el señor Montilla. Bueno no quiero ser mal pensada pero no sé yo si pago su localidad de primera fila de anfiteatro, por suerte mi localidad estaba en uno de los palcos de platea lo que quiere decir que mi vision del teatro era muy reducida así que poco puedo criticar.

Bayreuth:

Bayreuth es esa pequeña población de la Baviera que cunata con algo menos de 73.000 habitantes, musicos todos, digo yo. Cuyos vecinos más ilustres (si están empadronados allí) son la familia Wagner o lo que queda de ella, cuya misión en esta vida (cuando nace uno se lo tatuan en el culo) es preservar por la imagen del biasabuelo o tatarabuelo, por los siglos de los siglos amén.

Un inciso, el otro día se me estropeó la plancha y me compré una Siemens de oferta; sería una premonición? fin del inciso

Amén, si porque cuando juntas las palabras Wagner y Bayreuth, el resultado es una jartà que dirian algunos de gente que va al teatro como quien va a misa,  y abraza el programa de mano contra su pecho como si aquello fuera el brazo incorrupto se Santa Teresa. Pobre de ti como se te ocurra estornudar en el sancta sanctorum wagneriano. Tanto da la pasta que te hayas gastado en las entradas que estés en el mejor hotel o que para conseguir esas entradas hayas ido en peregrinación a Santiago de Compostela  eso no importa allí lo único que cuenta es que estás allí en Bayreuth y si te molesta el asiento, te jodes; si tienes calor , porque en alemania tambien hace calor, te jodes dos veces. Que eso es Bayreuth y a hacer puñetas. De ahí la expectación por elconcierto de ayer y por el de hoy. Bayreuth venia a Barcelona. Hay que decir que Bayreuth, no la ciudad sino el conjunto artistico solo ha dejado su sede en dos ocasiones Paris y Barcelona un poco antes de que yo naciera y esta de hoy.

Dicho esto, ¿Vale la pena tanta historia para escuchar unos músicos?

La respuesta es rapida y llegó  calculo yo que al tercer compas (es un decir) Si, vale la pena ir al concierto de ayer, al de hoy y vale la pena atracar un banco para ir a Bayreuth.

¡Madre del amor hermoso!

Eso es otro mundo, que si que había mogollón de gente, si no perdía la cuenta 90 cantantes del coro y si no me equivoqué uno 8/10 contrabajos. Asi cualquiera dirían algunos. Yo lo veo de otra forma , a más gente, más probabilidades de que alguien pierda el pie (es otro decir)

¿Pero allí no pierde nadie nada? Eso si, escuchandolos una tiene la sensación de que com te equivoques se te cae el pelo.  En algun momento me parecía ver la sombra de Merkel (la jefa no la perra de mi hijo) planeando sobre la orquesta enviando mensajes subliminales del tipo, trabajo, productividad, perfection (todo dicho con acento alemán obviamente).

Si en algo puede escenificar a la locomotora europea eso es la orqueSta y coros de Bayreuth el fragmento coral de la fiesta cuando se entremezclan los leitmotiv del holandés errante(el barco) y la marineria del puerto. Es…. en palabras de mi hermano Ferran… BRUTAL!!!!!!

Resulta tan apabullante el trabajo de conjunto que los solistas pierden importancia en favor de eso, del todo que puede ser igual una opera que una cadena de montaje.

Conclusión: No tenim res a pelar. (expresión muy catalana que vendría a ser  “no tenemos nada que hacer”) en un muy amplio sentido de la palabra.

Abajo os dejo una versión integra del año 1942 que alguien habia subido a Youtube, obviamente en Bayreuth.

Ah! lo de la escopeta.

Si. pues eso

¿Por favor alguien ha traído una escopeta?… Si?… pues sería tan amable de pegarle un tiro a la señora del abanico. Gracias.

 

 

si queréis una crónica más seria

A la foto de arriba la he sacado, ahora no recuerdo si de El Periodico o del País o quizá era el ABC

Do you have something to comment?