Un chiste, Un chiste.. Va venga porfa… un chiste.

Bueno, vale, pero conste que no soy de chistes. Pero si insistís…

Lo saben aquel que dice…

que va una señora en su coche recién estrenado (más o menos)  conduciendo tan feliz por una calle de su pueblo cuando al  doblar una esquina ve un camión, el tìpico camión de reparto, tan típico que el conductor es boliviano, tipicamente aparcado con dos ruedas sobre la acera, haciendo marcha atras.

La señora, muy prudente, se detiene dejando margen suficiente para que el camión y dos como él maniobren.

Las dos ruedas del camión ya han bajado de la acera pero el bicho sigue marcha atrás. La señora se mosquea y empieza a tocar el claxón cual posesa.

Pero el camión erre que erre marcha atrás.

La señora, esta vez si al borde de un ataque de nervios, mete marcha atras y acelera, pero la inercia del camión puede más que el reprise de su cobre nuevo con diez años de antiguedad y

 

Al punto aparece un señor, boliviano (lo he dicho?) pidiendo excusas
–  ha sido solo un momentito

MOMENTITO?????!!!! DESGRACIADO TU PU MA… Y así hasta un total de  10.768 improperios, suelta la señora, a  cual más obsceno y plenamente justificado  al saber que durante ese  momentito el sujeto olvidó echar el freno de mano.

A ¿que es bueno el chiste?

4 Comments

  1. Author

    No está pitjor que estava al menys fisicament, peró va camí de consultar als brujos que surten a la tele de nit

  2. Author

    Como diría aquel “pozí”

  3. No serías tú la señora prudente con tu coche nuevo, no????

  4. glups…deu-n’hi-do…al menys la senyora no devía prendre mal…espero.

Comments are closed.