La caza del caracol.

Uncategorized

Pues si el viernes por la tarde tuvimos un respiro en estos calores que hemos sufrido los ultimos días y aquí; en mi casa porque a poca distancia nada, llovió. Y ¿qué pasa cuando llueve en esta época del año? Si, se me desmorona el talud que acabamos de hacer, se emboza el desagüe del garaje (normal si no limpias las hojas). Sí pasan todas esas cosas pero también que mi marido se pone a buscar una bolsa de plastico, objetivo complicado desde que en el super ya no las regalan y… se lanza a la caza del caracol.

Caracoles, lo que se dice caracoles no encontró, tuvo que conformarse con lo que por aquí llamamos Cargolins que suelen ser pequeños y proliferan entre el fonoll (hinojo). Adivináis qué cenó el viernes?. Si eso, pero conste que se  los cocina él

El acopañamiento lo hizo “al dictado”. Según él estaban  ¡buenísimos! picantes pero ¡buenisimos!.

quizá me he pasado con el picante….. ay creo que sí que me pasé con el picante.

 

Yo los sigo prefiriendo así aunque muchos de mis compatriotas son más de la opinión de  mi marido.

Aplec del Cargol

 


object width=”600″ height=”480″>

¿tienes algo que decir?

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.