Plácido Domingo – La resaca


Mañana es el cumpleaños de mi suegra, 80, una cifra redonda que merece una celebración especial, más o menos y salvando las distancias como los 70 de Plácido Domingo.

Después de tantos años celebrando, aniversarios de bodas,cumpleaños y otros eventos familiares, en los que se incluyen también entierros, hemos acabado por convertirnos en auténticos expertos en la materia y digo hemos porque este tipo de cosas se hacen en equipo. En casa tenemos totalmente dominado el tema montar y desmontar mesas lo que incluye un arsenal de platos, copas y cubiertos. Después está lo de :

¿Yo donde me siento?

De lo que suele encargarse mi marido.

Por orden edad.

Yo lo mato.

Fue lo que dijo mi prima Rosó cuando por cosas del destino acabó sentada justo al lado de mi suegra, la diferencia de edad es enorme, pero el hecho es que estaba sentada justo al lado, claro que peor lo tuvo mi cuñado que vio como su novia de entonces acababa sentada junto a mis hijos a gran distancia de él.

Pequeños fallos organizativos sin importancia.

Cuando una reunión familiar tiene como objetivo agasajar a alguien lo más importante es ése alguien, por supuesto, pero también todos los demás que asisten al evento, el reto es conseguir que esa reunión, ya sea comida, aniversario, entierro o concierto homenaje, sea inolvidable para todos para el homenajeado, obviamente, pero también para los asistentes. Todos quieren emocionarse. Mañana mi suegra ya vendrá emocionada de casa, pero para ella tan importante es sentir su propia emoción como la de los demás.

Eso solo se consigue con complicidad, entendida como ese abrazo sincero, ese gesto cariñoso. En un concierto homenaje lo del abrazo es difícil pero no imposible, hay mil maneras de expresar un sentimiento una mano al corazón o  una sonrisa, que seguro que es correspondida por su destinatario, pero claro a en la penumbra de un teatro, quién lo ve.

Quizá a nadie se le ocurrió pensar que lo de ayer no era una ópera, que no todo el mundo tenía entrada, que tal vez la gente que admira y aprecia a Plácido Domingo y que no estaba en el teatro le hubiera gustado ver su expresión cuando alguno de los cantantes, no todos, expresaron ese afecto y cariño que seguro le tienen. Pero al parecer el realizador lo de concierto/homenaje lo entendió solo como concierto.

Otro aspecto muy importante de un evento familiar es el menú. Siempre digo que en las comidas multitudinarias, nunca pescado siempre carne que soporta mejor que mi cuñado Marc llegué tarde. Tampoco es día para sofisticaciones.  Hay que elegir un menu rico, que guste a todos y que sea de fàcil digestión y si encima es bonito y apetecible mejor que mejor. Algo así como el dúo del Pescador de Perlas, en cambio el monólogo de la mariscala del Caballero de la Rosa, estará buenísimo pero según como puede ser algo difícil de tragar.

Pero mañana lo más importante para mi suegra es que estemos todos. Esta noche mi hija llega de Suiza, mi sobrino que trabaja los domingos ha pedido fiesta para estar con su abuela en ese día tan señalado. Lamentablemente todos no podrán estar, uno de mis cuñados vive lejos y acaba de ser papá de mellizos, así que no le será posible estar con nosotros. O si.

Hoy en día se puede estar de muchas maneras, se puede estar sin estar en directo, por teléfono, skype videoconferencia o se puede estar en diferido. Por ejemplo en forma de vídeo. Qué bien habría estado ayer entre actuación y actuación un pequeño fragmento de aquel imborrable vídeo Domingo/Caballé cantando el duo de Manon Lescaut, seguido de un Felicidades Plácido. Y quién dice Montserrat dice, Barenboim, Metha, Kiri te Kanawa, Josep Carreras, Rolando Villazón solo por citar algunos. Además, con ello, se habría evitado la imagen de …

Ala tira  pa dentro que te toca a tí que daban los cantantes saliendo y entrando del escenario así sin más.

Seguro que tampoco habría sido muy difícil realizar un pequeño vídeo con pequeños fragmentos gracias al amplisimo material audiovisual que hay de Plácido, en lugar de aquel vídeo con que se abrió el concierto un vídeo que, con todos mis respetos,  tenía un cierto aire a “Cine de Barrio”.

No sé, yo la verdad creo que Plácido se merecía un poco más de esfuerzo, tampoco demasiado.

Y lo siento, hoy voy a  ser un poco cotilla,  pero no puedo cerrar esta crónica/crítica desde el sofà,  sin preguntar/preguntarme ¿quién enredó a Teresa Berganza con aquella bata de cola, tan incomoda como fuera de lugar? o quizá la eligió ella misma.

La gala al completo

Mensajes de felicitación




1 Comment

  1. Desitjem a la Elena un feliç aniversari.
    Desde Lladorre a 11 sota cero. Jaume i Ferran.

Comments are closed.