Truco Trato

Esta mañana, una compañera de fatigas gimnásticas estaba ligeramente por no decir muy cabreada. Ella que es mucho más comedida que yo ha dicho ” un poco molesta”.
Os cuento.
El pasado sábado a eso de las 11 de la noche estaban mi amiga y su marido cómodamente instalados en el sofá, un poco en plan Hommer Simpsom, es decir pijama, pantuflas y “a ver qué peli nos echan hoy” cuando de repente llaman a la puerta.
He de decir que a pesar de que los mediterráneos tenemos cierta fama de juerguistas y trasnochadores, las once de la noche no son horas de llamar a un domicilio salvo que te estén esperando o que seas la policía trayendo una mala noticia. Eso precisamente es lo primero que pasó por la cabeza de mi amiga, madre y también abuela ejemplar que ante una circunstancia semejante tiende a pensar siempre lo peor. Su marido que debió pensar lo mismo pero sin exclamarlo se fue hacia el portero electrónico a ver ¿quién llamaba a esas horas?. Al otro lado del telefonillo oyó como entre risas y bastante jaleo alguien le pedía algo.
¿eh?
Qui és? Què volen? (¿Quién es? ¿Qué quieren?) preguntó mi amiga que ya había dejado a un lado la posibilidad de ” a veure si haurà passat alguna desgràcia” (a ver si ha ocurrido alguna desgracia) para pasar al no menos preocupante “potser son lladres” (quizá son ladrones)
Nena els lladres no truquen a la porta
(nena los ladrones no llaman a la puerta), dijo su marido para inmediatamente añadir.
Oiga váyase que aquí no tenemos nada para dar y menos a estas horas
Dicho esto regresaron a sus no actividades y poco después se fueron a dormir hasta la mañana siguiente, domingo, cuando salieron de casa y entonces se encontraron con una sorpresa.
La puerta de su casa y parte de la fachada había sido bombardeada con huevos.
Una gamberrada!
Una gamberrada que tiene su explicación en “truco/trato” Una actividad/gracia o costumbre relacionada con halloween. Seguro que lo habéis visto en las películas es eso de que los niños salen a la calle disfrazados y llaman a la puerta de los vecinos al grito de “Trick or treating”. El objetivo es conseguir dulces bajo la amenaza de someter a los tacaños vecinos a alguna broma, repito broma en forma de “susto”.
Esta costumbre está muy arraigada en países como Reino Unido, Irlanda, Chile, Colombia, Canadá, México y especialmente en Estados Unidos.
Los orígenes de la fiesta de hallowen no se sitúan en Minessota, como muchos creen,  sino en la Europa celta. Según cuentan fueron los irlandeses los que las exportaron a los entonces recién nacidos Estados Unidos, que lo hicieron suyo, lo popularizaron, lo comercializaron y lo exportaron ya manufacturado en forma de serie de televisión y calabaza grotesca.
Esto de Halloween aquí, en España es nuevo, mis hijos que tienen entre 25 y 30 años no lo celebraron nunca, pero todo ha cambiado ahora ya no son solo las series americanas sino también las cadenas de televisión de aquí las que ponen todo el interés en promocionar la fiesta.
Muchos son los papás que a veces a regañadientes se ven obligados a disfrazar al niño y comprar la calabaza que como aquí no tenemos práctica la acaban comprando ya vacía o de plástico que así dura más años.


click on to view on large

Photo by Abuela Pinocho

Cuando esta generación de niños disfrazados que el otro día andaban por las calles, sean a su vez padres la tradición, queramos o no, se habrá instaurado para goce de muchos comerciantes que a los panellets podrán añadir un infinito repertorio de gadgets imprescindibles para celebrar la fiesta.
Pero mientras ese día no llega cuando alguien llama a la puerta de casa a las once de la noche la reacción normal no es coger una bolsa con golosinas, previamente compradas, no lo suyo es o llamar a la polícia o salir con un cubo de agua para tirarles por encima.
Resumiendo que mi amiga y su marido tuvieron que dedicar buena parte de la mañana de domingo a limpiar ventanas puertas y fachada. Eso sí, si en cada casa a la que llamaron esos gamberros hicieron el mismo en gasto en huevos que en casa de mi amiga, la fiesta les salió cara.

En fin que solo espero que las calabazas y los disfraces no se lleven por delante, los huesos de santo, los buñuelos de viento, las castañas, los boniatos, las flores para los difuntos y por supuesto los panellets.

Galería de fotos de mi amiga Ana (Abuela Pinocho)

http://www.flickr.com/photos/anaalas/

Mas información sobre Halloween

Español

http://es.wikipedia.org/wiki/Halloween

English

http://en.wikipedia.org/wiki/Halloween

Mas informa

1 Comment

  1. Veuen masses películes americanes i es tornen tontos, les criatures. Esperem que no sel’s acudeixi posar en practica a casa nostra ho de la serra mecànica.

¿tienes algo que decir?