Crónicas Suizas – Self service

En vista de que mis visitas a Suiza van a ser frecuentes en los próximos años creo que no está mal abrir una “sección” dedicada a este país que por narices o mejor por mi yerno, voy a acabar conociendo bastante bien.
Hoy voy a hablaros del Self-service. En realidad quería hacerlo ayer pero ya sabéis lo que pasó, por cierto gracias por vuestros comentarios y también por vuestras casi broncas, no si al final resultarà que todo es culpa mía, conste que eso no me pasa solo aquí en casa parece como que todo o casi todo es culpa mía. En fin. A lo que iba. El viernes por la tarde, llovía, pero como allí llueve mucho más que aquí la gente no deja de hacer sus cosas por cuatro o por cuatrocientas gotitas de nada, cosas como por ejemplo ir a comprar flores. Pero no a una floristería o a un garden center que sería lo normal, no, nosotros fuimos aquí.

Eso es una especie de vivero de flores. Todo muy limpito, y ordenado, muy al estilo del pais.

El sistema es muy simple, tu llegas, paraguas en mano mejor si usas botas de agua  te paseas entre las plantas, como veis no hay peligro de mancharse de barro, eliges las que te gustan y entonces…. ¿qué haces?

a) ¿buscas a alguien que te atienda?

b) ¿cortas las flores a mordiscos?

No, porque previamente habrás pasado por aquí

En esa carpa encontrarás calabazas

Estos días en Suiza todo giraba en torno a las calabazas, sopa de calabaza, raviolis de calabaza etc.

Pero es que allí además encontrarás tijeras de podar para cortar las flores. Lamentablemente no me fijé en la marca de esas tijeras que curiosamente vuelven “solas” al punto de origen, cosa que en casa no sucede jamás, buena una de cada 100 veces. Cualquier día brotará un arbol de tijeras.

Cortas las flores vuelves a la carta y allí (si os fijáis en la tercera foto se ve, cuesta porque hacía muy mal tiempo, hay una especie de bidon metálico) bueno pues ese bidón es la caja, pones el dinero que està indicado en unos carteles y te vas para casa con tus flores.

Este sistema de la paradita a pie de carretera lo usan igual para vender quesos, miel, manzanas y por supuesto calabazas.

Francamente yo veo difícil su implantación aquí en nuestro país, no porque la gente no pague, mas bien lo digo por lo de las tijeras.

Esta flor de aquí abajo no la compramos porque estaba demasiado abierta para ponerla en el jarron de la cocina pero perfecta para ser fotografiada.

Por si a alguien le interesa la luz del centro la conseguí con una de esas linternitas con manivela que venden en el Decathlon, todo muy sofisticado.

Hasta mañana

7 comentarios

  1. eixa idea teva tan sofisticada ha resultat genial !!! qualsevol día ho prove ;))

  2. estàs molt il·luminada tu….i això que encara planxes, juass juass jo també he esta por ahí i ja tinc tota la roba planxada, elis elis!!
    molt bona la foto i la idea amb la llum !! ja em deixaràs la Júlia una estoneta…..

  3. [http://www.flickr.com/photos/molinafoto]
    Ja! ja! muy buena la observación, pues elemental querido Vicente, usando el mando a distancia: "Julia(mi hija) tú ve dandole a la manivela que yo hago la foto"
    solo hubo un pequeño problema.
    Julia: Y cómo se supone que aguanto el paraguas?

  4. Gran detalle lo de la "luz del centro".
    Pregunta: ¿Como se sujeta una camara, se le da vueltas a la manivela de la linternita, se enfoca y toma la foto, todo al mismo tiempo?

    Preciosa foto.

  5. Con linternita de Decathlon ó sin linternita de Decathlon, la flor y la imagen son preciosas y están muy bien realizadas

¿tienes algo que decir?