La fille du Regiment III – En las distancias ¿cortas?


Ayer a las 19.30 tenía cita con los protagonistas, los cuatro protagonistas, de la Fille du Regiment. La tenía yo y un montón de gente, todos “Amics del Liceu” organizador del acto.

Puntualmente con un cuarto de hora de retraso empezó el acto y la primera sorpresa fue que los 4 eran 3.

Antonio Gandía “el otro Tonio”, que también existe, y lo hace muy bien por cierto,  no asistió al acto. Sus razones tendría, pero en estos casos es responsabilidad del moderador dar algún tipo de explicación, verdadera o falsa eso es lo de menos, pero hay que darla.

Ya sé que no es lo mismo que el ausente hubiera sido Juan Diego Florez motivo principal por el cual la reunión tuvo lugar en el Foyer del Teatro y no en la sala de ensayo del coro como es habitual. Pero por respeto a Antonio Gandía y al público, independientemente de que a muchos eso  les trajera sin cuidado, hay que informar.

El moderador del acto, como de costumbre fue Pablo Meléndez-Haddad, historiador, periodista, crítico del diario ABC y jefe de redacción de la revista Ópera Actual, una publicación muy interesante dicho sea de paso.

El Señor Meléndez sabe mucho de ópera escribe bien, pero el tema del micrófono y la entrevista en directo, para que nos vamos engañar no es lo suyo. Cuando el entrevistado es alguien como Fiorenza Cedolins, Stefano Palatchi, Sonia Ganassi o Marco Armiliato quien además de director de orquesta y futbolista aficionado podría conducir él solo un programa en prime time, por no mencionar a Rolando Villazón que ese entrevista solo, no hay ningún problema. Pero cuando delante tienes a Juan Diego Florez creo que el cantante más escurridizo del panorama operístico actual, la cosa se complica.

Ayer sobre la tarima había tres cantantes que a buen seguro tenían cosas interesantes que decir,
Nino Machaidze una jovencisima soprano que en solo dos años ha conseguido triunfar  en medio mundo y que apunta, eso esperamos todos, a inscribir su nombre en la historia de opera.

Eso debía pensar la señora que al final en el brevisimo turno de preguntas recordó como su interpretación de Juliette junto a Rolando Villazón recientemente proyectada en un cine de Barcelona, la había emocionado hasta tal punto que ayer, al recordalo, su voz de entrecortaba.

A su lado estaba Patricia Ciofi.

Veinte años de carrera que dan para grandes triunfos y para algún tropiezo como el de aquella Lucia di Lammermoor en que aceptó a regañadientes sustituir en el último momento a Edita Gruberova la noche del estreno. Ciofi afrontó el reto sabedora que una buena parte del público del Liceu  estaría en su contra hiciera lo que hiciera.

Una señora del público recordó aquel momento y le pidió excusas por aquel inmerecido abucheo cuya consecuencia fue que Ciofi no ha vuelto a cantar Lucia.

Estas y una pregunta formulada también por una persona del público relativa a las puestas en escena, fueron las mejores por interesantes preguntas que  les fueron formuladas a ambas cantantes. Preguntas que dicho sea de paso no derivaron en ningún tipo de situación incómoda con  respecto a la diferencia de edad entre ambas cantantes, como sí había sucedido minutos antes.

Pero no nos engañemos ayer el centro de atención era Juan Diego Florez, cantante al que admiro como creo que ya ha quedado claro en anteriores ocasiones, pero una cosa es el cantante y otra la persona,  en algunos casos más que en otros.

Florez es serio muy serio trabajando;  serio en el sentido de responsable. El otro día un amigo me decía.

Florez hace los bises como churros.

Como si hacer de lo difícil algo fàcil no tuviera mérito. Creo los  bises de Florez tienen un valor añadido. Él en el escenario se siente seguro y desde allí,  desde la distancia  es desde donde él agradece a su público el cariño que función tras función le demuestra y lo hace como mejor sabe,  cantando.  Otra cosa es cuando cae el telón y hay que salir a la arena de los admiradores.

El domingo del estreno cuando, por cuestiones protocolarias, le vi posar  junto a los señores Montilla  su expresión era de “y por qué a mi?”.

Pues querido Juan Diego porque eso va en el paquete. Eres un gran tenor, la gente te admira y ama, la ópera es una emoción y tu con tu voz las generas, entonces has de entender que el público  quiera sentirte próximo.  Eres grande y los grandes lamentablemente, a veces han de hacer eso, no siempre agradable, de mezclarse con su público. Ayer tenías un compromiso a las nueve y marchaste,  seguro que estaba muy justificado no seré yo quién lo ponga en duda, pero la verdad es que  sono a espantá. Tuya y de una parte de los presentes quienes haciendo gala de una pésima educación abandonaron la sala en cuanto tú te fuiste.

Te admiro como cantante y también en la forma como conduces tu carrera, a veces me gustaría que en algunos aspectos fueras un poco mas … “villazonista” pero cada cual es como es. Lo que lamento es que al irte tan pronto perdí la oportunidad de que alguien del público  formulara  alguna pregunta interesante. Eso si supe que ahora eres vegetariano y que cocinas un risotto muy especial cuya receta no pude anotar porque el moderador del acto la interrumpió para decir que él también cocinaba risotto.

Muchas gracias a los cuatro, también al ausente,  por esas magnificas representaciones con que nos habéis obsequiado.

16 Comments

  1. He leido con mucho interés tu post y los comentarios y por esta vez discrepo de tí, aunque no del todo, sigo el trabajo de pablo Meléndez desde hace años y me parece un buen profesional, quizá no sea un entrevistador de esos que eanmoran, pero es serio y riguroso en su trabajo. Además en esta ocasión tenía delante un hueso duro de roer. Juan Diego florez es muy suyo. En televisión da bien (en youtube hay algunas entrevistas y hasta resulta simpático. Pero asi en las distancias cortas, como tu dices, cambia es retraído y siempre tienes la sensación de que va a salir corriendo, en estas condiciones no ha de ser fácil realizar una entrevista. En cuanto a las preguntas, supongo que eso es un criterio muy personal y la verdad supongo que hay días que uno está mas ocurrente que otros. Pero el problema creo que es basicamente Juan Diego Florez lo admiro como cantante pero nada más. Espero que no me lo tengas en cuenta, no podemos estar de acuerdo en todo. Un saludo

  2. Quizá la expresión de mi manera de pensar no fuera ni exacta ni afortunada porque se refería única y exclusivamente a ese día y a esas entrevistas. Hace poco entrevistó usted a Cedolins, Armiliato y Palatchi con motivo del Trovador y no creo que usted recibiera estas críticas porque dicha entrevista fue interesante y amena. No comentaré más aspectos de ninguna entrevista porque para que después se vuelvan contra el que hace la crítica, no vale la pena.

  3. Jo vaig tenir també el problema de no traducció, les preguntes no les vaig trobar malament, el senyor florez trobo que va fer un lleig al públic i els senyors que s’en van anar encara més.

  4. Estrella ultimamente me das mucho trabajo porque me he leido todos los comentarios y quizá si tienes razón que fuiste un poco brusca pero que caramba es lo que pensabas y este es tu blog. en realidad lo que le da brusquedad a tu post es el comentario de Ferran, con el que tampoco estoy de acuerdo por lo que hace al Señor Meléndez yo creo que no hay que tomarselo a la tremenda que nadie le está diciendo que deje esto (bueno quizás el tal Ferran si) lo que si le dice Estrella es que tome nota, además el que sale peor es Florez que creo que también debería empezar a pensar que es el público el que le ha encumbrado y que dedicarle un poco un poquito de tiempo no es tan grave. Plácido domingo lleva muchos años haciendolo y quizá por eso es además de admirado, querido.

  5. No te disculpes tanto que no tienes porqué, todo el mundo tiene derecho a opinar. Y me gusta mucho esa idea del blog entonces quizá si que me haga de Amics

  6. Author

    En respuesta al comentario de Pablo Meléndez-Haddad

    Antes de responder a tu comentario en mi blog, comentario que te agradezco , quisiera tratar una cuestión previa y es que si no te importa te agradeceré que nos tratemos de tú, y no por falta de educación sino por varios motivos; a) soy un poco mayor que tú, sin exagerar, b) tenemos cosas en común: amics i la ópera y c) nos conocemos personalmente, yo fui uno de los voluntarios que participé en la presentación a la prensa de la visitas al backstage del Liceu, sí yo era esa que os llevaba a rastras por medio teatro, pero conste que aquello no fue por mi gusto sino por digamos “necesidades del guión”.
    Hechas las presentaciones paso a responder tu comentario.
    Dejo al margen la cuestión del Sr. Gandía, es simplemente un error. Todos cometemos errores, yo los he cometido, los cometo y seguro que los cometeré. Por ejemplo ayer no hice una cosa importante, dejar el artículo motivo de esta respuesta en reposo un par de horas antes de publicarlo. De haberlo hecho probablemente el tono hubiera sido algo distinto y quizá no habría dado pie a posteriores comentarios que independeientemente de su contenido, desdeluego fallaban en las formas. Por este motivo te pido disculpas si por mi causa has podido sentirte ofendido.
    Sin embargo lo que digo allí es lo que sentí en ese momento y me temo que no fui yo sola. Soy plenamente consciente de que los comentarios en mi blog no son ni de lejos una muestra representativa y también que normalmente quien deja comentarios es porque está de acuerdo con lo que se dice; los otros, o bien pasan del tema o mandan e-mails, al menos esta es mi experiencia.
    No voy a entrar en eso de “reconozco la gran labor que llevas a cabo en …” porque es verdad, soy lectora habitual de Opera Actual y sigo tus críticas en ABC a través de Goolge Reader, pero creo que ahora no se trata de eso.
    Como ha dicho uno de las personas que han dejado comentarios después del tuyo, de lo que se trata es de que la polemica sea siempre constructiva y dé frutos.
    El quid de la cuestión creo que es el “interés” que pudo despertar en el público el conjunto del acto y digo el conjunto porque allí no estabas tú solo, desengañemos, allí estaba Juan Diego Florez y tres personas más.
    Eso complica las cosas especialmente cuando la “estrella” del acto parece no estar muy por la labor, al menos esa es la impresión que dió.
    Yo asistí también al encuentro que se organizó con Villazon y Dessay, al de hace poco con los protagonistas de Il trovatore y también a uno con el mismo Juan Diego Florez hace ahora, creo recordar, un par de años y ninguno me dejó con la sensación de frustración, usando tus propias palabras, que sentí el miercoles. Una tertulia o entrevista necesita que haya feeback y el miércoles eso falló.
    Entiendo que hay preguntas que no por tópicas hay que dejar de hacerlas. ¿qué papel está preparando actualmente? ¿cuando volverá a cantar en el teatro?. A partir de ahí entramos en lo subjetivo, a mi me puede interesar el risotto y a otro los litros de agua o té que el Señor Florez bebe antes de una representación.
    El problema, tal como lo veo yo, y es una opinión muy personal, es dar con el punto justo para que, en la medida de lo posible, se puedan satisfacer o al menos intentarlo, los intereses particulares de todos los asistentes
    Y ahora es cuando me voy por los cerros de Úbeda haciendote una sugerencia.
    Hace unas semanas que ando un poco a vueltas con el Liceu y Amics del Liceu, de ahí mi carta abierta al Liceu de hace pocos días.
    Referente a la asociación creo que, justo es decirlo, en los últimos años se ha hecho mucho para darle un nuevo empuje, pero aun se puede, personalmente creo que falta difusión y participación, por ejemplo, potenciando herramientas como la web, muy bonita pero poco operativa. Yo habria incluido un blog moderado para que los asociados (y el público en general) pudiera expresar sus opiniones o incluir artículos, enlaces. Ese sería un buen medio a través del cual pedir a los asociados que hicieran llegar sus preguntas o sugerencias con vistas a este tipo de actos.
    Un soporte de este tipo permitiría conectar de forma directa con personas interesadas en lo que hace y ofrece. Entrevistas cómo la del miércoles, por ejemplo, podrían ser grabadas para después colgarse en forma de pequeños extractos.
    En fin que creo que el miércoles se dieron una serie de circunstancias que no contribuyeron en nada a hacer que el acto fuera todo lo brillante que unos y otros hubiéramos deseado. Otra vez saldrá mejor.
    Pero sobretodo, por favor, no cargues sobre mi conciencia eso de “parece que lo mío no es esto de la ópera” porque simplemente no es verdad.
    Que pases un buen fin de semana, recibe un abrazo y me reitero en mis disculpas y opiniones.
    Hasta pronto.

  7. Una sugerencia quizá habría sido mejor hacer un encuentro con Florez y otro con todos los demás, seguramente la cosa habría ido mejor y esos que se marcharon tan “educadamente” habrían quedado mejor.

  8. Opera Actual es una gran revista, tampoc és que hi hagi gaires més. Pel que fa al tema entrevista o xerrada no vaig estar en aquesta però si en alguna anterior i la cosa va anar prou bé, crec que hi te molt de pes qui tens al davant i florez cantarà com els angels però es un muermo.

  9. Estoy de acuerdo con el comentario de Estrella no así con las palabras de Ferran a quién le han traicionado las formas. Y también lo estoy con la sugerencia de que de la polémica salga algo constructivo.

  10. voy a llevar un poco la contraria y aunque solo por fomentar la polémica voy a sacar un lanza en favor de Pablo Meléndez. Pablo Meléndez es un buen conocedor de la ópera y a mi entender un buen periodista que dirige una publicación a la que deseo de corazón muchos años de vida, en cuanto a que sea buen o mal entrevistador, ahí no puedo entrar porque vivo en Madrid y no he tenido oportunidad de asistir a ninguno de estas charlas. No soy del gremio pero creo que eso de entrevistar debe ser algo muy complicado y conociendo su trabajo en otros campos doy por descontado que se lo “curró” otra cosa es el resultado que al parecer esta vez no fue el adecuado, quizá condicionado por Florez que es un personaje algo complicado y si como he leído por ahí estaba disperso, aun peor. Eso si lo de Gandía y no traducir a Machaidze es un fallo, pero solo un fallo. Yo creo que de la polémica (salvo que sea política) siempre sale algo bueno, seguro que la próxima vez será mejor.
    Saludos a los dos a Pablo y a Estrella, y a todos los demás también y enhorabuena por la clasificación para cuartos; la envidia me corroe pero me aguanto.

  11. Sangre, sangre. Ja! ja! Tranquilos es broma. pero la polemica da vidilla. Estrella, si has leido ya el comentario de Pablo Meléndez, seguro que estarás “maquinando” una respuesta. Pues permiteme sugerirte que compartas con él la ideas que el otro día me expusiste por mail. Porque si no lo haces tú, lo haré yo.
    Besos guapa.

  12. lamentablement l’altra dia no vaig poder assistir a la trobada però si que en tinc referències concretament les de la meva mare que es queixava d’un aspecte que potser semblarà menor, o no. Però la meva mare aficionada a l’òpera d’abans que existís el mon, tot i ser-ho te un domini limitat dels idiomes i quan la treus del castellà o del català (tant sols parlat) la pobre es perd i pel que em va dir ningú va traduir el que deia Nino Machaidze cosa que li va saber molt greu perquè la va sentir i li va agradar tant o més que la Ciofi.

    per cert molt interessant la seva carta oberta crec que hauria de tenir més difusió

  13. Caray, veo que tendrás que abrir telefono de aludidos. Pues ya que está por aquí me dirijo directamente a él. A ver y sin animo de ofender que creo que tampoco Estrella lo pretendía. Yo soy muy buena en Alemán es mi segundo idioma, pero un desastre en la cocina. Usted es muy bueno en sus crónicas y también en la revista Opera Actual uno de los escasos bastiones de la cultura operistica en este país. Pero, es una opinion personal las entrevistas creo que se le hacen un poco cuesta arriba, especialmente con J. Diego Florez que no es precisamente un personaje fácil escurridizo y que siempre parece tener el pie preparado para salir corriendo. Creo que no está mal dar la opinión que tampoco creo que lo de Estrella haya sido una queja pero yo, siento decirlo también salí con la sensación de haber desaprovechado una oportunidad de oro para conocerlos más a fondo.

  14. Estimada Sra. Estrella
    Me sabe fatal que sienta que las preguntas interesantes de este ‘Diálogo con los protagonistas’ sólo se hicieron en el corto turno de preguntas final y por el público; en realidad esto me llena de frustración, ya que le puedo asegurar que me preparé a conciencia, tal y como suelo hacerlo para este tipo de encuentros. Qué le voy a decir… Lo hice lo mejor que pude. Si a su opinión se une la de su seguidor llamado Ferran (que me considera ‘sin alma y pésimo entevistador’), parece que lo mío no es esto de la ópera. En todo caso, puede dirigir su queja sobre mi trabajo a Amics del Liceu, que es la entidad que me invita a moderar estos diálogos. Y tiene toda la razón sobre lo de excusar la ausencia de Antonio Gandía, también mea culpa.
    Atentamente,
    Pablo Meléndez-Haddad

  15. Creo, que como siempre, has expresado punto por punto lo que yo pensaba de los dos señores, Florez y Meléndez, alelado el primero, pésimo entrevistador el segundo. Maleducados los quie se marcharon y muy sensibles las damas, especialmente expresiva Patricia Ciofi pero a Nino Machaidze se le puede personar por lo del idioma: aún así desbordó “charme”. La falta de explicación de la ausencia de Antonio Gandía totalmente injustificable. Ferran Molina

  16. uy, que bien, tenia cuesta arriba lo de hacer un post en mi blog, y con cuatro frases, unas fotos y un video, y poniendo, obviamente, un link al tuyo, lo he solucionado. Gràcies!

Comments are closed.