La dignidad de Catalunya

Parlament_de_Catalunya

Hoy 26 de Noviembre de 2009, doce periodicos  editados en Catalunya (El Periódico, La Vanguardia, Avui, El Punt, Diari de Girona, Diari de Tarragona, Segre, La Mañana, Regió 7, El 9 Nou, Diari de Sabadell y Diari de Terrassa) han publicado una editorial conjunta bajo el título “La dignidad de Catalunya” cuyo texto transcribo a continuación.

Siempre he creído que para opinar primero hay que conocer, aunque en este caso no basta con leer el contenido de esta editorial, es algo más complejo.

Después de casi tres años de lenta deliberación y de continuos escarceos tácticos que han dañado su cohesión y han erosionado su prestigio, el Tribunal Constitucional puede estar a punto de emitir sentencia sobre el Estatut de Catalunya, promulgado el 20 de julio del 2006 por el jefe del Estado, rey Juan Carlos, con el siguiente encabezamiento: “Sabed: Que las Cortes Generales han aprobado, los ciudadanos de Catalunya han ratificado en referéndum y Yo vengo en sancionar la siguiente ley orgánica”. Será la primera vez desde la restauración democrática de 1977 que el Alto Tribunal se pronuncia sobre una ley fundamental refrendada por los electores.

La expectación es alta y la inquietud no es escasa ante la evidencia de que el Tribunal Constitucional ha sido empujado por los acontecimientos a actuar como una cuarta cámara, confrontada con el Parlament de Catalunya, las Cortes Generales y la voluntad ciudadana libremente expresada en las urnas. Repetimos, se trata de una situación inédita en democracia. Hay, sin embargo, más motivos de preocupación. De los doce magistrados que componen el tribunal, sólo diez podrán emitir sentencia, ya que uno de ellos (Pablo Pérez Tremps) se halla recusado tras una espesa maniobra claramente orientada a modificar los equilibrios del debate, y otro (Roberto García-Calvo) ha fallecido.

De los diez jueces con derecho a voto, cuatro siguen en el cargo después del vencimiento de su mandato, como consecuencia del sórdido desacuerdo entre el Gobierno y la oposición sobre la renovación de un organismo definido recientemente por José Luis Rodríguez Zapatero como el “corazón de la democracia”. Un corazón con las válvulas obturadas, ya que sólo la mitad de sus integrantes se hallan hoy libres de percance o de prórroga. Esta es la corte de casación que está a punto de decidir sobre el Estatut de Catalunya. Por respeto al tribunal –un respeto sin duda superior al que en diversas ocasiones este se ha mostrado a sí mismo– no haremos mayor alusión a las causas del retraso en la sentencia.

La definición de Catalunya como nación en el preámbulo del Estatut, con la consiguiente emanación de “símbolos nacionales” (¿acaso no reconoce la Constitución, en su artículo 2, una España integrada por regiones y nacionalidades?); el derecho y el deber de conocer la lengua catalana; la articulación del Poder Judicial en Catalunya, y las relaciones entre el Estado y la Generalitat son, entre otros, los puntos de fricción más evidentes del debate, a tenor de las versiones del mismo, toda vez que una parte significativa del tribunal parece estar optando por posiciones irreductibles. Hay quien vuelve a soñar con cirugías de hierro que cercenen de raíz la complejidad española. Esta podría ser, lamentablemente, la piedra de toque de la sentencia.

4 Comments

  1. Una reflexión disonante: Mientras el mundo se une en múltiples alianzas,valga de ejemplo la CEE, para qué sirven las nacionalidades … de cualquier índole???!!!.
    Espero que nuestros hijos comprueben lo listos que somos!!!.

    Para los más avispados: Soy nacionalista, y mi país es el Mundo!!!!
    Saludos.

  2. Sigo pensando la cantidad de cosas que nos habríamos ahorrado de haber sido más valientes: Estados federales y no Estado de las autonomías, separción Iglesia-Estado, aborto libre y gratuito… podemos estar de acuerdo o no, pero lo que no podemos es estar 30 años debatiendo lo mismo y sin avanzar, levantando ampollas cada vez que hay que renovar algo que ha quedado caduco, bien por la evolución de la sociedad o por los errores al legislar con “paños calientes”.

  3. a qui s’hauria de demanar responsabilitats és als causants de que l’Estatut acabi al Constitucional.

    Y para Esteban, no, no hará falta, estaremos todos en la Union Europea.

  4. Hará falta pasaporte para ir a Zaragoza?…….

Comments are closed.