Pimientos del Piquillo

Pimientos del piquillo

La receta de hoy está dedicada a mi amigo Rafael T.C., el culpable de que el viernes en casa comieramos pimientos del piquillo rellenos de brandada de bacalao y morcilla de Burgos. Los pimientos del piquillo son pequeños de unos 10 cm de largo y forma triangular, no tienen esas nervaduras tan pronunciadas de los otros pimientos de mayor tamaño, pero son muy consistentes lo que los hace ideales para rellenarlos. Se pueden rellenar de muchas cosas pero quizá las más populares sean estas dos:  brandada de bacalao y morcilla de Burgos (de arroz), que hoy, a petición de Rafael, intentaré explicar de la forma más sencilla y  clara posible, (es hombre, nadie es perfecto). Como soy un poco despistada me he olvidado de hacer la foto de los ingredientes así que los diré sobre la marcha . Este plato se hace tres fases la primera la brandada de bacalao. Para hacerla se necesita: Bacalao desalado y desmigado yo he utilizado 1/4 Kg. 100 ml (más o menos) de leche caliente, dos dientes de ajo, Aceite de oliva (esto va a ojo) y música

CON MUSICA TODO SALE MEJOR
Hoy, Wolfgang Amadeus Mozart

Pimientos del piquillo

Se pone el bacalao ya desalado en una cazuela con un poco de agua (justo que lo cubra) y se pone a hervir. Cuando rompe el hervor se apaga el fuego y se deja reposar tapado cosa de un 15 minutos, más o menos. Cuando está frío se acaba de desmenuzar (cuidado con que no queden pieles y menos espinas) En una cazuela con un poco de aceite (poco) se sofríen un par de dientes de ajo. Cuando empiezan a dorarse se retiran y se añade el bacalao.

Pimientos del piquillo

Si este plato lo estuviera haciendo tía Concha, os diría que hay que ir removiendo poco a poco con una cuchara de madera hasta que el bacalao se deshaga. Yo, que no soy mi tía, mal que me pese, y siempre ando con prisas, agarro el Minipimer y acabo antes, eso sí lo dejo cocer un ratito a fuego suave.

Pimientos del piquillo

Ahora es cuando empieza a trabajar el ojimetro y la experiencia. Hay que añadir un poco de aceite, aproximadamente una taza de café y se remueve con suavidad para que ligue. Eso no hay más remedio que hacerlo a mano y con cariño, aunque algunos dirían que con la thermomix sale de muerte, pero yo prefiero en esto prefiero el estilo Tía Concha que para eso era vasca y de Bilbao. Cuando a ojo parece que el bacalao ha absorbido el aceite le añadís la leche caliente (se puede calentar en el micro para no ensuciar) y se remueve un ratito. Pimientos del piquillo

Esto toma unos minutos justo hasta que tome consistencia. Eso es cuando al pasar la cuchara deja un surco. Así. Pimientos del piquillo

Si habéis desalado el bacalao muy bien, seguramente tendréis que añadir sal, pero si sois personas normales como yo, lo más probable es que no tengáis que añadir nada y que a media comida oigais aquello de: “lástima que esté un pelín salado“. Tranquilos eso le pasa a cualquiera. Al final ha de tener aspecto de puré de patatas un poco claro. Dejamos la brandada a un lado y vamos a la segunda parte: la morcilla de Burgos (la que lleva arroz)

Pimientos del piquillo

Necesitaremos: 1 morcilla de Burgos (de arroz) Aceite de oliva y 1 Cebolla En una cazuela se pone un chorrito de aceite y rehogáis la cebolla, es muy importante que la cebolla este picada muy fina casi como un puré, yo la paso por el minipimer. Mientras, peláis la morcilla y la desmenuzáis.

Pimientos del piquillo

Cuando la cebolla tome color añadís la morcilla y la rehogáis.

Pimientos del piquillo

Cuando ya no distingáis la cebolla la pasáis por una picadora o minipimer para que quede como una pasta. Pimientos del piquillo

Y lcon esto legamos a la tercera parte los pimientos propiamente dichos. Pimientos del piquillo

Para ello necesitaremos además de la brandada y la morcilla: Pimientos del piquillo de los que vienen enteros en lata Salsa de tomate (yo he aprovechado una que tenía hecha) Harina Huevo Aceite y un chorrito de leche Se rellenan los pimientos. A ver, esto fácil lo que se dice fácil no es, pero imposible tampoco; con un poco de práctica (al cuarto pimiento más o menos) ya salen solos. Algunos los rellenan con manga pastelera, yo lo hago con una cuchara. La cosa queda así.

Pimientos del piquillo Pimientos del piquillo

Llegados a este punto mucha gente se limita a echarles un poco de salsa por encima meterlos al horno y listos. Pero yo tuve la desgracia de probar los pimientos de Tía Concha y por eso los frío antes. Y eso, querido Rafael, eso sí es una complicación. La cosa consiste en pasar los pimientos primero por harina y después por huevo para freírlos en aceite muy caliente, lo que quiere decir que te salpicas seguro.

Pimientos del piquillo

Conseguir rebozarlos completamente, es casi imposible, pero aunque no estén completamente envueltos en harina ya vale la pena el pequeño esfuerzo. Al final la cocina queda fatal pero los pimientos tienen esta pinta. Pimientos del piquillo

Y ahora la salsa, esto es un truco, cuya autoría nos la repartimos a medias Tía Concha y yo. En la misma sartén donde se han hecho los pimientos se saca una buena parte del aceite hasta que quede una capa fina que cubra la totalidad de la sartén (siempre que no hayas usado una sartén industrial). El aceite lleva restos de la harina de freir, pero ni se te ocurra retirarlos. Echa la salsa de tomate con el aceite aún caliente, un visto y no visto, justo que haga esto que ves en la foto.

Pimientos del piquillo

Le añades un chorrito de leche, y cuando digo un chorrito es un chorrito y listos. Si vas de fino la pasas por el chino y si eres como yo la dejas tal cual. Cuando vayas  a comer, echas la salsa sobre los pimientos y lo pones a horno fuerte 200 grados unos 5 o diez minutos, justo que la salsa haga burbujitas.

Pimientos del piquillo

Que lo disfrutes.



26 Comments


  1. Te comento esta foto como podia hcerlo con cualquier otra de las que tienes con exquisitos platos. Todas ellas tienen la capacidad y el poder, de crear, provocar, despertar sensaciones. Ahora mismo estoy salivando (se me hace la boca agua) y me esta entrando un hambre… Te felicito!!!

  2. Added this photo to their favorites

  3. Added this photo to their favorites

  4. Added this photo to their favorites

  5. Mientras veo las recetas aquí en flickr y en tu web, pensaba lo mismo que Xavier. Te imagino con las manos pringadas y lavándolas a cada momento para hacer la fotos, siendo la cámara uno más de los "utensilios" de tu cocina, junto con los de IKEA, cuando empiezas a preparar una receta jajajajajaja Petonets.

  6. tu hermano encantado de la vida y tus sobrinos partiendose el pecho cuando digo aquello de : QUIETOS!!! y entro con la cámara.
    petonets.

  7. Al margen de la receta y las fotos que la acompañan (en nada ya tendrás material para un espléndido libro), no puedo evitar sonreirme imaginándote en la cocina, con toda la parafernalia de cazuelas, cachibaches, cucharas e ingredientes y parándote a cada momento para hacer la foto en questión para ilustrar todos los pasos
    😀

  8. Buf!, esta me la apunto pero sólo para cuando tenga muuucho tiempo y muuucha paciencia 😀

    La pinta es inmejorable, lástima que se necesite un “arte” al alcance de pocos, jaja

    ptons

  9. Added this photo to their favorites

  10. Lo que yo decia Estrella, una artista completa, nos entras por los ojos, por la boca.. Polifacética total. Saludos

  11. Gracias, gracias, gracias, Estrella.

    Mis pimientitos !
    Con esos ingredientes y esa elaboracion que detallas magistralmente estarán deliciosos con toda seguridad.

    Mañana mismo los hago !

    Gracias, gracias ! Eres un cielo, Estrella. Qué arte que tienes !

    Un beso !

  12. I have never seen these peppers ~ so I shall have to search for them. They sound delicious. Now we’ll have to see if your friend can make this!!

    Hope you are having a good weekend. -31c this morning and worse with the wind. Spring seems so far away!!

  13. Lo que me has hecho sufrir desde ayer, esperándo estos pimientos!!!!! Si eres un camarero, pido que te despidan por tardar tanto en "servir" 😉

¿tienes algo que decir?