Los “árboles” de Navidad en Barcelona.

Barcelona's Opera house

La pròxima semana vienen de visita unos amigos de Estados Unidos. Como siempre, quieran o no, los llevaré a visitar mi segunda casa el Liceu.

Después de la visita, mientras tomamos un café, les haré una lista de los sitios que a mi entender no pueden dejar de visitar y después en un plano les marcaré el camino hasta el Palau de la Música

(que no me enteré yo que alguien viene a Barcelona y deja de verlo)
Este es el recorrido que suelo aconsejar.

Normalmente les indicó que vayan por la calle Cardenal Casañas hasta la  Plaza del Pi (pino) donde pueden ver una de las iglesias, a mi gusto, más bonitas de Barcelona.
Después (y solo para que no se pierdan) les aconsejo que sigan por la calle de la Palla (paja). Una calle estrecha donde hay una jugueteria, un estanco, una tienda donde se pueden degustar dulces hechos en diversos conventos, algún anticuario de los de antes, dos galerias de arte, una libreria de viejo, dos casas en remodelación para convertirse en apartamentos y un colegio.
Esta calle desemboca en la Plaza Nova (nueva) desde donde normalmente se puede fotografiar la fachada de la catedral (ahora no porque está tapada por andamios, de un pelo no se nos cae al suelo).
Lo que sí podrían hacer sería pasear por el mercado navideño de Santa Llúçia, ver los pesebres, con sus caganers y así dando un paseo cruzar la via Laietana hasta el mercado de Santa Caterina con su tejado de cerámica.

PUES VA A SER QUE NO!!!
Mis amigos bostonianos van a hacer este otro recorrido.

¿Por qué?

Muy sencillo no tengo ganas de explicarles qué es  esto…

¿Será un avión?, ¿Serà un cohete?…

No. Damas y caballeros “eso” es uno de los arboles “sostenibles” que nuestro insigne ayuntamiento ha dispuesto en numero de 6 por las calles de la ciudad.

Pocos, me dirán, si pero es que esos pocos han costado la friolera de 210.000 euros.
Cuatro funcionan con placas fotovoltaicas, huelga decir que si está nublado cómo estos últimos días,(algo normal en esta época del año)  de noche no los ves y entonces para que se vean, los enchufan a la electricidad, (tampoco es que se vean mucho la verdad )  Los otros dos (el de la foto es uno de ellos) funcionan a base de pedalear.

El cartel dice lo siguiente:
Arbol interactivo
Para las energias renovables y de bajo consumo
De lunes a sábado de 18 a 20.30 horas, sube a la bicicleta, haz ejercicio y genera energía para iluminar un arbol de Navidad sotenible.
Cuanto más pedaleas, mas alumbras.
Porque depende de nosotros cuidar nuestro entorno.

De lo cual se deduce :

a) los domingos no cuentan

b) el árbol solo se iluminaria de 18 a 20.30 horas que es cuando la bicicletas estan situadas en estos soportes tan 2navideños” siempre custodiadas por el vigilante  correspondiente, cuyo sueldo hay que añadir a los ya mencionados 210.000 euros.

Pues si que está iluminado poco rato, pensarán.

Pues no, porque nuestro insigne ayuntamiento ha pensado en todo y para el supuesto que nadie le encontrase el gusto a eso de pedalear (he de decir que salvo unos pocos por hacerse la foto, algun ecologista recalcitrante y los niños que lamentablemente no llegan a los pedales a día de hoy no se ha formado ninguna cola de voluntarios)

Pues para todos estos supuestos y también los domingos es para lo que se instaló eso que ven señalado con una flecha.

La verdad a veces siento verguenza ajena.

En fin que como llevo diciendo desde hace unos días: Los Catalanes somo raros, pero eso sí unos más que otros.

Hasta mañana.

Mas información en La Vanguardia.es

10 Comments



  1. dicho así da risa pero me parece vergonzoso

  2. Y el que tuvo la idea lo han cesado?. No si tenemos lo que nos merecemos.

  3. This is hilarious … I wonder who came up with this idea! What a waste of money. (By the way, the Liceu is gorgeous as is the church). I want to see both some day!

    Have a lovely weekend … I hope you take lots of pictures (especially of the Cajaners)

Comments are closed.