¿Necesitas ayuda?. La cadena del frío.

necesitas ayuda 12-6-2008 6-39-40 PM

Si de algo estoy segura es de que mis llegadas a casa lo son todo menos silenciosas no tanto por la correa del radiador de mi coche, como por mis perros.
Defender, lo que se dice defender, no se si llegado el caso lo harían, pero lo que sí hacen es ladrar.

Mucho antes de que doble la última curva ellos ya están montando el gran escándalo, claro que en eso creo que la referida correa se lleva buena parte del mérito.
En alguna otra ocasión creo haber dicho que tengo tres hijos y casualmente esta mañana estaban los tres en casa, uno porqué dentro de nada tiene exámenes, el otro porque tenía que acabar no sé qué programa que precisa gran concentración y la “niña” porque tiene anginas y cuando se tienen anginas lo mejor es estar en casa de mamá, sentada en el sofá tapadita con una manta viendo por enésima vez algún episodio de Sexo en New York serie mítica donde las haya.
Al abrir el maletero del coche se me plantearon algunas preguntas.

¿Estarán sordos? ¿Sabrán que dentro es Navidad y que he de dar de comer a 45 personas en dos tandas? (¡Qué bonita es la Navidad!) ¿Se habrán dado cuenta de que me he ido a las ocho de la mañana de casa lo que quiere decir que llevo unas cuatro horas peleándome con el/los carritos del supermercado (porque en uno no cabía)?

Demasiadas preguntas.
Podía llamarles pero la experiencia me ha demostrado que la respuesta es casi siempre la misma
¿ahora?
Lo que nos lleva a la raiz del problema, el factor tiempo.
Llámenme romántica o ilusa que para el caso viene a ser lo mismo, pero soy de las que piensan que la ayuda, la buena ayuda, es precisamente la que se da cuando se necesita, ni antes ni después.
El problema es que el “ahora” de mis hijos no es el mío; el suyo está sujeto a múltiples variables como por ejemplo, si se estàn pintando las uñas, la película que den o si tienen que llamar a algun amigo/a.

En cambio mi “ahora” está íntímamente ligado a cuestiones tales como el mantenimiento de la cadena del frío.
No quisiera pecar de injusta y centrar mis quejas en la persona de mi hijos, porque cómo bien dice mi marido “tu problema es que no sabes delegar”, afirmación que acostumbra a ir seguida de la siguiente pregunta “¿Acaso no tienes tres hijos para que te ayuden?”
A ver, si por hijo entendemos un sujeto sin afeitar, envuelto en un albornoz, sentado delante del ordenador regando, vía Internet, una berenjena que, según dice tiene plantada en un jardín de no sé que universidad californiana:  pues si, entonces eso es un hijo.

Como también lo es, aquel energúmeno, todo músculo, que gasta en cremas más que yo y que viéndome tan atareada descargando el coche y con el ánimo de causar el menor trastorno, acaba de servirse 20 euros de mi monedero, que casualmente había quedado olvidado encima de la mesa de la cocina.

La “niña” no cuenta porque tiene anginas.
En fin que como casi siempre, la culpable soy yo porque no sé delegar.
Y ahora me voy que tengo que meter los congelados en la nevera.
Hasta mañana.

25 Comments



  1. Buenaaaaaaaaaaaas!
    Ayer vi el dibujo, hoy he leido el texto……. sólo decirte que estoy contigo, que te apoyo, que yo tengo dos de esos ejemplares en casa (bueno, en teoría y sólo en teoría, ya no viven aquí, pero sí comen) y que parecen clónicos de los tuyos! Así revientes de peso y bolsas, ni se inmutan!!! Para más datos, son “niño” y “niña” , pero si tuviesen 3 años, mejor, aún a riesgo de carcel!!!!!!
    Besos de otra madre sufridora para toda la vida!

  2. Genial 😀

  3. Eres genial E.E. ¿Sabes que según mi teoría las personas que tienen la misma inicial en el nombre y en el primer apellido son más inteligentes y triunfadoras. Y las que tienen la misma en el segundo apellido, ni te cuento). Decía que eres, además, genial pues tienes la frase idónea para tu crítica fotográfica, casi siempre benigna, con un chorro de fina ironíay sus gotitas de cashondeo, que diría aquel, y que sirven para que ese cóctel mezclado, no agitado se tome como una ambrosía.
    Gracias por ser así, te admiro y te respeto.
    Y mereces un abrazo.
    ¡Ah, y tengo los espejos imprescindibles, ya que: para lo que hay que ver…!
    : – )))

  4. Buenaaaaaaaaaaaas!
    Ayer vi el dibujo, hoy he leido el texto……. sólo decirte que estoy contigo, que te apoyo, que yo tengo dos de esos ejemplares en casa (bueno, en teoría y sólo en teoría, ya no viven aquí, pero sí comen) y que parecen clónicos de los tuyos! Así revientes de peso y bolsas, ni se inmutan!!! Para más datos, son "niño" y "niña" , pero si tuviesen 3 años, mejor, aún a riesgo de carcel!!!!!!
    Besos de otra madre sufridora para toda la vida!

  5. Eres genial E.E. ¿Sabes que según mi teoría las personas que tienen la misma inicial en el nombre y en el primer apellido son más inteligentes y triunfadoras. Y las que tienen la misma en el segundo apellido, ni te cuento). Decía que eres, además, genial pues tienes la frase idónea para tu crítica fotográfica, casi siempre benigna, con un chorro de fina ironíay sus gotitas de cashondeo, que diría aquel, y que sirven para que ese cóctel mezclado, no agitado se tome como una ambrosía.
    Gracias por ser así, te admiro y te respeto.
    Y mereces un abrazo.
    ¡Ah, y tengo los espejos imprescindibles, ya que: para lo que hay que ver…!
    : – )))

  6. Y cuando venís asi del super tu hijo adolescente te pregunta: “¿qué, necsitabas ayuda?”

  7. Jejejej. ¿No se le olvida nada ?

    Tus dibujos reflejan, con esa chispa de simpatía e ironía, el día a dia.

    Muy bueno, Estrella ! Saludos !!

  8. simpatica 🙂

  9. =)

  10. sos genial!! cuando me veo asi me siento un EKEKO( muñequito boliviano que va cargado de paquetes.

    ademas tenes buena memoria, gracias por tu visita

  11. hahaha this is so cute…. I love these little works of art great job….

  12. Jajaja………. por qué no te compras un carrito? Llevas las coles de tu suegra????????????????

  13. sos genial!! cuando me veo asi me siento un EKEKO( muñequito boliviano que va cargado de paquetes.

    ademas tenes buena memoria, gracias por tu visita

Comments are closed.