Comprar desde la pantalla

El viernes mi niño el informático se presentó en casa cargado de libros, nada de novelas, todos de lo mismo. Cómo es norma no escrita tal como entró dejó el paquete sobre la mesa, exactamente donde yo me disponía a poner el mantel, pero cómo sea que la vida me ha enseñado que a veces es mejor dejar las argumentaciones para más tarde, cogí el paquete para poder seguir con lo mío, entonces fue cuando me di cuenta que el paquetito de marras venía de Amazon.
La madre que lo…. (que dicho sea de paso fui yo)

Durante la comida, aprovechando que ese día estaban todos saqué el tema de Amazon.
Esto hijos… dije… sabéis que en la web de vuestra madre (servidora) hay una columna de anuncios buena parte de ellos de Amazon…
¿Ah si?.… respondieron, lo que ya da una idea del mucho caso que me hacen, pero impasible a lo mío.
…Y ¿sabías que si compráis en Amazon entrando a través de mi web, tengo comisión?
Ah si?, me pasas la sal.

Como sea que en el transcurso de la comida supe que no solo mi hijo sino también mi hija, yerno y marido compran en Amazon y que ninguno de ellos lo ha hecho a través de mi web, pensando en todos los que como yo tienen allí puesto su anuncio de Amazon con la esperanza de ganar algu+ún dinerito y así compensar en parte el esfuerzo, y ya de paso responder a todos esos que a veces se preguntan…. Bueno y con eso (en clara referencia a la web) se gana dinero?. Ahí va este pequeño articulo aclaratorio que espero no sea tomado como autopromoción, por Amazon ni Adsense.

El dinero en Internet está básicamente en la publicidad. Si tienes una web muy, pero que muy visitada (para eso ya de entrada tendría que ser en inglés) puede que tengas anunciantes directos que te pagan  por colgar allí su anuncio, tal sería el caso de Dooce.com, la web personal de Heather B. Amstrong, una señora americana que a base de un articulo al día (de lunes a viernes los fines de semana cierra) y una foto, ha conseguido “vivir” de su web (y no es la única).

Pero eso pasa en USA aquí la cosa es como más modesta y lo normal es poner un widget de Google Adsense. Estos segun unos criterios que puedes marcar o no te van poniendo anuncios de acuerdo con el contenido de tu web o del artículo en cuestión (a veces te pegas unos sustos tremendos). Con estos la cosa funciona a base de clicks, cuantos más clicks más dinero, por eso si autopromocionas el sistema,  en plan “por favor hacer click en los anuncios de ahí al lado” ¡Patapam! te echan, cosa que tampoco desequilibraría mi presupuesto ni el de nadie, porque para hacer un dolar necesitas un montón de clicks.

Lo de Amazon es distinto, allí los criterios para determinar qué tipo de cosas se anuncian son más amplios y tú (por el webmaster) puedes decidir si saldran anuncios de libros, equipos de fotografía o discos. Con Amazon cobras por lo que “vendes” . Si alguien sea hijo, marido, cuñado, compañera de gimnasio, amigo de la infancia  o personaje anónimo hace sus compras en Amazon accediendo al sistema a través de tu web, cobras un porcentaje, pequeño (para qué engañarnos) pero porcentaje al final, concretamente un 4 por ciento, que descontadas comisiones, gastos y demás sutilezas contables debe quedar en casi ná. Pero como decimos por aquí “de mica en mica s’omple la pica” (que vendría a ser que muchos pocos hacen un mucho) y tal como está la cosa mas vale poco de algo que mucho de nada.

Bueno pues eso que espero que a partir de ahora y hechas estas aclaraciones, mi marido, hijos/hija, yerno, nueras, cuñados, sobrinos y demás familia hagan sus compras en Amazon a través de esta su web, porque en caso contrario, cómo me entere, la comida de Navidad se la va a hacer su tía abuela.

Hasta mañana.