Mi gente admirable

Hoy he tenido una comida casi una de fiesta de fin de curso, con mis “aquasistergirls” que es como creo que a partir de ahora me referiré a mis compañeras de aventuras matutinas. A la comida no ha asistido Isabel, a la que en su momento dediqué un artículo. Lamentablemente después de aquella gran gesta, estuvo unos días sin venir aquejada de un dolor de espalda, del que no sin motivo me siento en parte culpable.

Eso me ha hecho pensar en que ya son unos cuantos, los protagonistas de mis posts a los que he adjudicado la etiqueta de “gente admirable”. Lo eran cuando escribí sobre ellos y lo siguen siendo ahora, como por ejemplo mi amigo JoanquinM110.

En su proyecto de subir a intenet los 2180 temas gravados a capella que tiene en su disco duro, ya ha superado los 400. Según me cuenta, sus videos ya andan o andaban hace tres semanas por las 23.000 visitas, en su canal de Youtube tiene ya un buen número de comentarios, todos ellos afectuosos, de lo que me alegro muchisimo. Ahora se ha montado un pequeño estudio porque allí donde él vive hace mucho, muchisimo calor pero insiste en que esto circunstancial y que él es y serà siempre un “cantante de espacios abiertos”.

Cantante es también y por derecho “mi tenor de Puerto Rico”, Fabián Robles. Hace unos días que andaba pensando en él, sabía, porque él me lo dijo, que estaba muy ocupado con los ensayos de la Cenerentola, ópera que este año inauguraba el Aspen Music Festival. Anteayer recibí un video, de la sesión inaugural, que fue por lo que he podido leer muy bien. No lo pongo aquí porque la calidad del mismo no le hace justicia, ya expliqué en su momento que en la carrera de Fabián aún no han aparecido ni las grandes discográficas ni la Scala de Milán, pero cuando se emprende un camino especialmente cuando es tan difícil como el que él ha elegido, lo importante es saber a donde quieres llegar y andar, aprovechar los buenos momentos y aprender de los tropezones, pero siempre andar.

Hoy en homenaje a los tres he elegido este video, cantan Fabián Robles y Melliangee Perez. La pieza es del compositor portoricense Rafael Hernandez y lleva por título “Preciosa”, y la elegido porque Isabel y todas las “Isabel” que conozco son mujeres preciosas, mujeres admirables y porque a Joaquín, a Don Joaquín probablemente es una canción que le gustaría cantar.

Con todo mi cariño para todos ellos