Lo siento, se me ha hecho tarde…

… y la verdad es que a estas horas no estoy para muchas alegrías creativas; además aun he de recoger un poco la cocina (hoy han hecho ellos la cena) y delante tengo a dos Schnauzers, una de 6 kg y otro de 40, con una pelota de tenis en la boca y cara de no haber comido en tres semanas, es un decir, que comer sí que han comido. Detrás está Becker, pero como ella es un perro pastor lo de la pelota lo mira con cierta displicencia.
Así que hoy me tomo el día libre, aunque no del todo.
Y como hoy he tenido la charla esa sobre Mozart; por cierto que las niñas han traído, pastitas, cocacola, cava (champany) y un brownie de pecado (tendré que mirarme eso la Thermomix con más cariño). Pues eso que como hoy la cosa iba de Mozart, hete aquí una ària preciosa ideal para empezar el día de buen humor.
Que tengáis un buen día.