Hasta aquí hemos llegado…

Pues tal cual lo digo, hasta aquí hemos llegado. Después de seis meses de dura pelea contra, por poner solo un ejemplo, módulos que no funcionan, o lo que es peor, hoy si funcionan y mañana no. Después de recibir incontables e-mails de familiares, amigos, conocidos o visitantes anónimos “Oiga ya sabe que solo se puede ver la front-page…”. Pues no, no lo sabía.

A veces, en cambio la front-page (alias home) si funcionaba, pero a su ritmo “… me ha salido un mensaje en inglés y mientras buscaba en el diccionario, de repente se ha abierto….”.

así un día y otro, y otro. Hasta el viernes que aun no sé porqué (estaba su novia delante y eso siempre tiene su importancia) a mi hijo el informático le vino no sé qué inspiración divina y después de decir una vez más … es que no sé porqué te pusiste el Joomla.… (¡ pero si me lo puso él!).

En un plis plas, cómo lo hace todo cuando tiene ganas, me había instalado el WordPress. Total que me he pasado el fin de semana haciendo prácticas, instalando y desinstalando plugins. Cargando y descargando mp3. Y ¿saben lo más fantástico? haces un cambio, le das al “save” i ¡Plaf! ya lo tienes en pantalla. Increíble. Bueno para los que no han vivido el Joomla eso debe ser lo normal.

Total que ayer me pasé el día de mudanza. Es posible que como suele ocurrir en estos casos, algo se haya perdido, algun mp3 que no se oye, alguna foto que ahora queda demasiado grande. Bueno confio en que si encontráis alguna pifia de este tipo me lo digáis que yo no llego a todo.

Ahora bien, cómo de bien nacidos es ser agradecido. Desde esta mi tribuna personal quiero agradecer a Joomla las muchas horas compartidas en íntima comunión espiritual “La madre que parió él…..” Porque gracias a él he aprendido mogollón.

Dicho esto bienvenida sea la era WordPress y espero que ahora los irreductibles del Internet Explorer ya no tengan más problemas y no les vuelva a salir aquello de “Internet explorer està buscando solución al problema…”. Desengáñense nunca lo encuentra.

Bueno, vale. Gracias hijo.