Para qué nos vamos a engañar…

webmaster

O mejor dicho “Para qué me voy a engañar…”.

Ahora me podría poner en plan de falsa modestia o como quién está de vuelta de todo y decir algo así como “Bueno,.. qué quieres.. no tiene mayor importancia. Total, es la vanguardia … (dicho así como en minúsculas)”.

Pues no.

La verdad es que a estas alturas una ya no está para perder el tiempo con tonterias como la falsa modestia, y de vuelta de todo no lo estás nunca a no ser que la vuelta que hayas dado fuera muy pequeña.

Qué caramba, estoy más contenta que unas pascuas, hoy mi web ha salido en la portada de La Vanguardia (esta vez sí en mayúsculas). La Vanguardia digital, pero sigue siendo la portada igual, y una tiene su corazoncito.

Esto es un poco la compensación por el montón de horas que me he tirado estos últimos meses peleándome con módulos, widgets, links y sobretodo con el Explorer (por favor pasaos al Firefox).

Lo único que no me ha acabado de gustar es la arrancada de la presentación.

Como siempre que tengo que escribir algo esta vez también me pasé cuatro pueblos y los de La Vanguardia, con buen criterio, han hecho un resumen, muy bien hecho por cierto, en todo salvo en eso de “Mi nombre es Estrella Esteve. Soy funcionaria en excedencia y escritora”.

Lo de Estrella Esteve no tiene remedio, como tampoco, mal que me pese lo de funcionaria en excedencia, porque mientras por edad pueda pedir el reingreso sigo siéndolo; aunque hace mucho tiempo que esa etapa de mi vida quedó atrás y lo mejor que saqué de aquellos años fue la experiencia de escribir “Tant se val qui estigui adalt” una especie de testamento funcionarial. Lo que me lleva a la otra cuestión, lo de escritora.

Yo entiendo que al común de las personas les gusta decir que tiene un amigo, cuñado, pariente, vecino o callista escritor. Pero a mi personalmente no me gusta, que me presente así, creo que un escritor es algo mucho más serio que el mero hecho de haber publicado uno, dos, tres o cuatro libros por más divertidos o existosos que pudieran llegar a ser. Ser escritor es algo más serio, es una profesión y para mi escribir es un divertimento, no una profesión. No todo el mundo opina lo mismo.

Bueno a lo que íbamos que hoy la Vanguardia ha tenido el detalle de comentar esta web que estáis leyendo ( si seguís este enlace podréis leer el artículo).

Muchas gracias a los de La Vanguardia pero sobretodo a vosotros, a los que me seguís regularmente y a los que entrais por primera vez. Muchas gracias.