Janosh, artista digital

Hoy he tenido que hacer de mecánico para poner en marcha la segadora. Con tanta sequia la pobre llevaba meses olvidada en su rincón. Pero con las lluvias de la semana pasada, la hierba de mi jardín, que no césped, al parecer tenía tanta energía contenida que hoy aquello parecía una selva.

En general en casa con el tema de las plantas seguimos la máxima “si sobrevives te quedas y si no a la calle” . Por eso mal llamada zona del césped, en realidad es una amalgama de toda clase de hierbajos autóctonos que, periodicamente cortados, producen un efecto visual más que aceptable; con la gran ventaja de que cómo en definitiva son hierbajos pues no hay sequia, granizada, hongo o perro que las mate.

Estaba yo dale que te pego arriba y abajo con la segadora cuando me ha venido a la cabeza aquello de los “crop circles” que dicho así igual no les suena a nada, pero que si les digo “Señales”, aquel tostón de película protagonizada hace unos años por Mel gibson, igual sí.

Personalmente siempre he pensado que eso de los campos segados formando extrañas figuras geométricas es obra de algun gracioso, eso sí muy habil. Pero cómo acostumbra a pasar, ante sucesos extraños o de dificil explicación enseguida sale alguien y adjudica su autoria a “entidades superiores”, refiriendose a extraterrestres, claro. (¿Para cuando un extraterrestre inferior? me pregunto siempre). Sin ir más lejos el pasado viernes, en “La contra” de la Vanguardia, Inma Sanchis entrevistaba a un tal Janosh. Este señor que antes era publicista, no es el primer profesional de este sector que acaba haciendo cosas raras, supongo que por culpa del stress. Un buen día el señor Janosh recibió unos e-mails sobre la concordancia Armónica. (un suceso astronómico que tuvo lugar el 8 de noviembre de 2003). A partir de ese momento el hombre, además de oir voces en su cabeza (lo raro sería que las oyera con los pies) empezó a ver hologramas en su mente, los reprodujo con el ordenador y los colgó en su web. Unos hologramas que son idénticos a los ya citados “crop circles”, una semajanza que se puede observar en la web del Señor Janosh. Janosh.com

Curiosamente, cuando entras en su web, inmediatamente eres redirigido a “thearcturians.com” . Y ahora se preguntaran, cómo me he preguntado yo, ¿qué son los arcturianos o arturianos? Pues algo muy complicado, que tiene mucho que ver con ángeles, arcangeles, salmos y que llena un montón de páginas en Internet. (no pongo links porque de verdad que son un montón). En esta web además encontrarán una e-shop, con un cierto aire a anuncio de magia Borras, donde por un importe de aproximadamente 35 euros, más gastos de envio, el señor Janosh o los arcturianos/arturianos o quien sea, pone a disposición de los interesados un surtido de articulos que ayudan a entender mejor sus ideas. “…La geometria es una vibración, una energía esencial que está en todo y se conecta con todo. La vibración de esas imágenes resuenan en nuestro inconsciente. La geometría te ayuda a abrir tu mente y hace aflorar lo más esencial de cada uno de nosotros….”. Y con lo mas que se me daba el dibujo lineal.

En junio el señor Janosh trae a Barcelona su espectáculo multimedia, esto de espectáculo lo dice él mismo así tal cual. Un espectàculo que ya ha presentado en sitios como las Naciones Unidas, lo que no hace más que confirmar mis sospechas respecto a la utilidad de esa Institución. Aquí lo presentará en el Petit Palau en el marco del Fetival Inspira Consciencias, organizado por Alambar. Como siempre me ha gustado hablar de las cosas con conocimiento de causa, para muestra lo del arroz del señor Emoto, immediatamente anoté en mi agenda tan señalado evento.

Pero mis buenas intenciones se han quedado en nada, y eso a pesar de que me muero de ganas de asistir. La entrada a cada una de las sesiones/confenrencia/función o cómo sea que se llame cuesta 45 euros, casi lo mismo que me va a costar el recital de la Gruberova de la próxima temporada. Y en mi escala de valores Gruberova está muy por encima de los extraterrestres y muy cerca de los ángeles.