Me gusta el Tamesis, mejor dicho me gusta andar junto al Tamesis siempre que no haga demasiado viento. No sé qué diferencia de temperatura hay entre las abigarradas y tumultuosas (qué serà que ultimamente esta palabra me viene sola) calles londinenses y el amplio espacio abierto que marca el rio. Por cierto, la semana pasada estaba a un nivel muy bajo. Como iba diciendo me gusta andar junto al rio. Así que al bajar del tren en Waterloo, en vez de preguntarle a Google qué autobus o metro debía coger, preferí salir a la calle y pasear un rato. Los alrededores de la estación deRead More →

Hoy la tarde era azul. Azul de tormenta. El mar revuelto del horizonte había acercado hasta casi la orilla bandadas de peces y con ellos las gaviotas y otras aves marinas,  que sacaban provecho de esa circunstancia al igual  los pescadores que se alineaban a escasa distancia del agua. En el horizonte del mar los relámpagos rompían el azul mientras yo pensaba en que quizá debiera  decidirme y comprarme una nueva cámara de fotos, y con ella en la mano volver a perder las horas intentando  atrapar el rojo de un  atardecer otoñal o el vuelo de un ave o el azul de la tormenta.Read More →

Por el camino fueron encontrando grupos de personas, familias enteras que habían buscado refugio bajo los árboles. Eran náufragos de la guerra que con ojos interrogantes parecían preguntarse qué había pasado, porqué estaban allí, porqué ahora dormían al raso, porque no tenían comida que dar a sus hijos. Los que en algún momento llegaron a pensar que tenían las respuestas, ahora tampoco podían decir en qué instante las cosas empezaron a torcerse hasta el punto de  quemar la tierra y ahogarla en sangre. Este es un pequeño fragmento del último libro que acabo de publicar (español y catalán) dedicado a todos aquellos que vivieron la guerraRead More →

Página 4 de 398« Primera...23456...102030...Última »