Los árboles y el bosque – Pablo Casado – Partido Popular.

El pasado miércoles, toqué fondo. Ese día fui consciente de que, por primera vez en mi vida, era víctima de angustia por estress. Angustia porque mi estado de ànimo era de un continuo subeybaja, literalmente de la euforia al llanto en 30 segundos y vuelta a empezar. Esa angustia nacía de una sobredosis informativa o desinformativa eso según lo quieran ver.

En ese punto decidí llegado el momento de automedicarme, no con pastillas pero sí con habitos.

He limitado los tiempos en redes sociales a dos franjas horarias de mañana  y de tarde/noche en que fundamentalmente lo que hago es traducir cosas al inglés o responder en ingles hilos donde hacerlo en cat o es.  es lo mismo que no decir nada.

También he reducido los grupos de whatsapp especialmente familia y amigos porque, y esto supongo que le ocurre a todo el mundo, han habido dias en que he recibido la misma imagen o pensamiento filosófico, hasta treinta veces; siempre bajo la formulas del tipo  que corra, el mundo ha de saberlo, que se enteren (esto en ambos idiomas) sencillamente agotador.

Esta reducción ha afectado a mi web porque, en mi estado anímico, no podía permitirme el lujo de recibir hostias por todos lo lados. Hasta esta mañana que estaba planchando  cuando me ha venido a la cabeza el señor Pablo Casado y toda la polémica suscitada ayer por sus declaraciones que, lo confieso yo también comenté.

Cómo también he auto-limitado las noticias. Yo supe de la polémica por una amiga que, absolutamente escandalizada, reclamaba todo tipo de acciones judiciales immediatas.  Leí el titular de la noticia y, lo confieso (esto me va a costar más de una bofetada moral) pero lo primero que pensé es que se referia claramente a lo que se conoce com “fets d’octubre” hace 83 años cuando Companys proclamó la republica catalana y que lo llevó al penal de Cadiz, creo recordar.  Fue después cuando la polvareda digital me hizo pensar que quizá Casado había ido  más allà. Para rematar la jugada, Casado en la aclaración posterior se hizo el tonto, cosa que no és.

Aceptando el supuesto de que, al margen de que me guste o no, tonto no és. De repente cuando estaba peleándome con una blusa de Mango que en mala hora compré porque siempre queda arrugada, en ese preciso instante los árboles se han apartado y he visto el bosque.

Ayer el PP  podía haber dado  diversos titulares. El ya omnipresente tema Catalunya focalizado en el tan manido artículo 155 que uno ya no tiene claro hasta que punto le interesa al PP que se hable de ello.

El que en cualquier pais del mundo habría el sido la noticia del dia

 

Y finalmente la tercera via, la via Casado, que es la que triunfó.

Porque ayer en Twitter , paraiso del titular, allí donde casi nadie se molesta en mirar el contenido, Casado  consiguió entrar en el Olimpo de Internet, un cielo mediático reservado a gente como Kim Kardashian, y Donald Trump. Y lo hizo con todos los honores, con nombre y apellido.

 

 

Eso, ese triunfo es la mejor referencia en su curriculum, cuando , como todos, haga el salto a la empresa privada, o más o menos privada. Un triunfo que le hemos puesto en bandeja todos nosotros los miles y miles que nos hemos acostumbrado a ver los arboles antes que el bosque.

1 comentario

¿tienes algo que decir?