Lumix DMC TZ8


Antes el escenario de mis verbenas eran las calles de mi barrio las hogueras a escondidas de la guardia urbana y les “bombetes” lanzadas desde la ventana, seguro que ahora me multaban o mejor dicho multaban a mis padres y a mi me llevaban al psicólogo.
Después fueron las “fiestecillas” caseras con tocadiscos cocacolas, y poca cosa más.
Con los niños las verbenas pasaron a ser algo familiar, coca, cava y petardos muchos petardos, aún recuerdo cuando mi marido, cuñados y mi suegro, especialmente éste último pusieron a prueba la ley de la gravedad haciendo saltar hasta un tercer piso un bote de pintura, seguro que por esto hoy en día iban a comisaria y de allí al psicólogo.
Ahora que los niños ya no son niños mis verbenas han cambiado son más tranquilas y solitarias, casi siempre en el Pirineo. Allí estuve el pasado fin de semana mientras mis hijos se adueñaban de la casa y territorios colindantes, allí pude poner a prueba mi pequeña Lumix DMC TZ8.

La verdad estoy encantada con ella, el tema macro no es de lo mejor especialmente con poca luz  y en los fuegos articiales de El Masnou he perdido alguna palmera, no deja ser una compacta y eso se nota en la velocidad pero las que no perdí creo que estan bastante bien.  Particularmente satisfecha estoy de los resultados que obtengo en interiores poco iluminados.  Resumiendo que me ratifico en lo que ya dije días atrás, una magnífica compañera de viaje. Aquí os dejo unas cuantas fotos tomadas en muy diversas situaciones que espero os sirvan para ver lo que da de sí este juguete.

Y un par de videos montados también con fotos, la calidad hay pierda mucho pero me apetecía hacerlos especialmente el de paisajes de Camprodón, perfecto para el calor que hace. Espero que os gusten.

6 comentarios

  1. También yo estoy considerando la posibilidad de una micro 4/3. Creo que lo mejor, por un precio “razonable” – aunque se dispara en cuanto pensamos en accesorios – es la EPL1 de Olimpus. Pero tengo mis dudas: ¿no es eso meterse a jugar a las réflex en miniatura?

    Me seduce la idea de una compacta con sensor a formato completo. Quizás la Sigma DP. Pero monta óptica de focal fija. El caso es que le tengo una antipatía feroz a las réflex. Por un lado, me revienta llamar la atención cuando fotgrafío. Por otro …. ¿realmente tiene uno que salir a la calle disfrazado de profesional de tomar buenas imágenes?

    Otra pregunta: ¿No damos demasiada importancia a la calidad de los pinceles y demasiada poca a la de los cuadros? ¿No sreá que la guerra de las marcas y los modelos nos impide disfrutar de nuestra afición favorita? Y … ¿no me estaré poniendo más filosófico de la cuenta? 😀

    Un saludo a todos,

    Sete.

  2. Tu respuesta me llegó vía e-mail. Ingenuamente, respondí por la misma vía. Parece que mi mensaje no te ha llegado.

    Lástima, porque te adjuntaba un trío de fotos que tomé con mi TZ y te pedía una opinión. 🙁

    Nos alegra que estés de vuelta. Keep on with the good job, girl! 🙂

    Sete.

  3. Author

    Acabo de aterrizar de una escapadita al pirineo frances acompañada, además de mi marido, de “el juguete” solo para decirte que lo de “juguete” no va en tono despectivo en absouto estoy encantada con ella y como tu dices la puedes llevar a todas partes desde que la compré no sale del bolso. No sé si has leido mi historia con la Fuji HS10, que tal como vino se fue. Tengo desde hace años la DMC FZ50 que hasta la fecha solo me ha dado que satisfacciones por eso no descarto que acabe comprando la nueva FZ100 que se presenta como su sucesora, pero haga lo que haga el tema Reflex lo he dejado a un lado y de momento me lo paso en grande con la pequeñaja. Un saludo y gracias por tu visita.

  4. Compré la TZ 8 a principios de este verano. Lo primero que me sedujo de ella fue el hecho de que la óptica la firmara nada menos que Leica. Lo segundo, el rango de focales, que no está nada mal.

    Esperaba una compacta de esas de “apuntar y disparar” … y casi me he tropezado con una réflex de bolsillo. La posibilidades de trabajar en modos de prioridad y totalmente manual cubren de sobra mis necesidades, los ajustes del balance de blancos, la compensación de exposición y el autobrakketing…. Es muy probable que esta magnífica cámara – que extrañamente os empenáis en llamar juguete (¿?)- acabe dejando en el armario a mi EOS, que pesa como una réflex, abulta como una réflex, y es indiscreta como una réflex.

    La TZ viene conmigo a TODOS lados, de modo que no me pierdo una sola ocasión de tomar una imagen, cosa no me ha ocurrido jamás con una réflex … ¡por la sencilla razón de que no hay quien cargue con ella 30 días al mes! 🙂

    Y no: la Firma no me paga un duro por la publi. Es que estoy MUY satisfecho con el “juguete”. 😉

  5. Ah! se me olvidaba!
    Ya tienes otro tutorial pendiente, además del de los caballos y sus reflejos y otros… Cómo montas un video con las fotos?????????
    El tuto de la playa con la gaviota me encantó, ahora tengo que verlo más despacio y tomar apuntes, jejeje….

  6. Qué chulada! Me he paseado por paisajes increibles, luego me he relajado por Camprodón y el final de fiesta en El Masnou, una gozada!
    Yo tuve una compacta Lumix antes de la actual (Canon) y era una maravilla en cuanto a la óptica. Leica sigue siendo de lo mejor que hay.
    Todavía la tengo y de vez en cuando la saco de paseo, aunque la pobre es “antigua” con sólo 5 Mg.
    Me alegro de que estés feliz con tu nuevo juguete; yo voy a esperar a que mejoren un poco las híbridas y que les bajen el precio y esa será mi cámara definitiva.
    Mañana tengo una salida con un grupo y me llevo la reflex… sólo pensar en cargar todo el día con el trípode, las lentes, el tele…. ya me duele la espalda! …Y, al final, las mejores me salen con la compacta!
    Un abrazo y a seguir disfrutando (la tendinítis, mejor?).
    Ana Rosa

¿tienes algo que decir?