El tiempo de preparación

El

Mi amiga Pilar me ha sugerido que en las recetas incluya eso tan típico de “tiempo de preparación”. Pero ¿qué es y cómo se calcula el “tiempo de preparación”?
Si por tiempo de preparación se entiende el tiempo que el producto está en el horno o sobre el fogón, eso sería fácil de calcular. Pero hay que tener en cuenta el tipo de energía utilizada y el material de que están hechos los utensilios empleados y si hace frío o calor que eso siempre tiene su importancia..

También hay que tener presente el tiempo empleado en pelar y cortar cebollas, ajos, tomates, pimientos o en rebozar pechugas. Pero claro para pelar y picar la cebolla; batir los huevos o rebozar el pollo cosas para las que se precisan instrumentos. Unos instrumentos que tienen en común haber salido de un armario/cajón, al que han de regresar una vez limpios y secos. Esto sería lo que llamo tiempo de post-producción, al que hay que añadir el necesario para  poner la mesa, retirarla y todo lo que eso conlleva.
Pero es que además esas cebollas, pimientos, tomates, pollo, o huevos no han aparecido en la despensa o nevera por generación espontanea. Alguien ha ido al supermercado a buscarlos, a arrastrado un carrito, tal vez ha conducido algun vehiculo, para posteriormente estibarlos, primero en el carrito/coche y después en la nevera/despensa.
Llegados a este punto cabe preguntarse. ¿Porquè hemos comprado cebollas, tomates, pimientos y pechugas, en lugar de merluza, boniatos y coles de bruselas?.
Pues porque “alguien” en algun momento entre la reunión de las 10.30, y la puesta en marcha de la lavadora a las 22 horas,  ha dedicado un tiempo ha pensar qué comerá mañana la familia.
Resumiendo que como decía la querida Tia Concha, las cosas tardan lo que tardan y duran lo que buenamente quieran durar.

Hasta mañana

9 comentarios


  1. : )))…excelent..where do you have this inspiration…some bodys life? these pic. are so funny!

  2. Jeje…… tus dibujos son geniales, y tus textos, no digamos!!!
    Me lo paso pipa!
    Lo del tiempo de preparación me gustaría que nos lo explicara algún Arguiñano, que cuando llegan a la cocina-plató tienen todo limpio, cortadito y medio preparado. Ah! Además no limpian ellos!
    Recomendación: para las fiestas, algo sencillito, ya habrá tiempo de complicarse en la cocina durante todo el año, sobre todo cuando se tiene la manía de comer todos los días!
    Un abrazo

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.