Un dia perfecto

Claro, eso según se mire, porque en este momento llueve a mares,  el bosque, mi bosque mediterráneo esta  que se sale parece un bosque britànico pero con pinos. Pero  claro los turistas y los que han pagado las tasas del ayuntamiento  para montar el chiringuito en la playa, seguramente lo ven de otra manera.

En cualquier caso para mi, hoy , por diversos motivos es un buen día.

ncluyo en ese concepto la visita a mi dentista, Sonia, que hace muy bien su trabajo, conste queyo también pongo de mi parte y por eso mis visitas a su consulta son muy espaciadas.  Si a esto unimos que después de años de tenaz gestión con Roser, mi peluquera, por fin he alcanzado un acuerdo, creo que duradero,  con mis canas  es decir practicamente melena gris; ambas circunstancias unidas me han alejado del mundo de las revistas.

De ahí que esta mañana haya llegado pronto a la consulta y me haya abalanzado sobre la primera revista que he pillado, si lo habré hecho rápido que no sé cual era, el Hola no porque esa la distingo.

Por ejemplo no sé yo si en el Hola este evento habra recibido el mismo tratamiento, al menos en lo que respecta a la Baronesa, francamente desmejorada. Lo de Nieves Alvarez con ese trapillo, al margen del insulto que supone para el resto del mundo que esta señora siga teniendo semejante tipazo, lo cierto es que no lo veo muy adecuado,  Pero lo sea o no, todo queda eclipsado ante esos coturno/zapatilla/zueco o lo que sea que lleva en los pies,  Agata Ruiz de la Prada, conocida mundialmente por diseñar cosas que nadie se pone salvo ella y algún bebé que no tiene derecho al pataleo.

También he sabido que la recién estrenada  duquesa de Sussex (creo que consorte) ya comparte sombrerero con el resto de féminas de la familia real, lo que no tiene porqué ser necesariamente bueno.

Y es que las “noséporque” llamadas revistas del corazon tienen  su interés. Gracias a ella he sabido que la reina Margarita de Dinarmarca ya tiene a punto su tumba, que pasará a la historia como uno de los grandes monumentos al mal gusto, lo del precio va aparte.

Gracias a estas revistas esta mañana he sabido que para una cena de nada Ivanka Trump se marca un vestido de casi 12.000 euros?, yo que ando a vueltas con el “¿qué me pongo?” en la superboda que tengo este verano. Solo espero que no me pase como a ella y me encuentre con que mi exclusivo modelito va camino de ser un Zara’s style.

Y es que las bodas, bodas son y hay vestirse adecuadamente, algo que en el caso de las mujeres esta íntimamente a los tacones.  Un elemento de tortura debidamente promocionado por el varon de la especie que es quien nos ha metido en la cabeza eso de que  la pantorrilla contraida es sexy, casi tanto como los juanetes o los metatarsos desviados; por no mencionar los problemas de columna y la incapacidad absoluta de salir corriendo en caso de emergencia. Aunque supongo que llegado el caso de una emergencia seguro que dentro del personal de seguridad hay alguien que tiene asignada la nada dura tarea de levantarla en brazos y salir corriendo con ella en volandas hasta un lugar seguro. Pero es igual, ya tengo asumido que aunque solo sea por media hora tendré que llevar tacones, por eso tenia interés en ver la marca de los zapatos de Leticia  pero la foto no es lo bastante clara. Pero seguramente seran unos Manolo’s o similar y francamente por media hora me parece un gasto del todo injustificable.

Pero Sonia tiene todo tipo de cliente y eso se refleja en la mesita donde igual encuentras el HOla, el Semana, La Clau del Maresme, Dos revistas de coches y Men’s Health. ¡Como he podido vivir sin saber que existia este pedazo de revista! OMG!!!!!!

Para quien no la conozca esta es una revista cuyos linea editorial se basa en : las chocolatinas, el depilatorio, las rutinas de fitness y los biceps engrasados, todo ello dirigido a un publico masculino, en mi opinion más centrada en el macho man que en el gay.

Un macho man pero  de oficina, porque no tengo muy clara la imagen de un albañil que al termino de su jornada laboral cambie el saco de M-80 por un saco de medicinal, por poner un ejemplo.

 

Pero quizá si, porque el fin ultimo de la revista queda claro enseguida.

“entrena como una bestia”…. porque “aunque no logres subir a la cima de un rascacielos de un salto, podras verte tan musculado como superman, desarrolla el cuerpo del hombre de acero…..”

Notese  la ausencia de mención alguna a la parte superior del cuerpo, llamada cabeza, donde algunos tienen el cerebro.

Pero para qué quiero uno el cerebro, se preguntaran los suscriptores de la revista. cuando reciban en su casa el obsequio de juguete  erótico Lelo.

He dicho suscriptores, pero en este caso debia decir también suscriptoras porque existe la versión femenina, Women’s Health. De la que no puedo opinar porque al parecer no entra en los criterios de mi dentista.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.