¡Ay! ¡Ay! ¡Ay! ¡Ay! …. Manon Lescaut

Esta ha sido una semana muy Pucciniana, el lunes ensayo y anoche el estreno. No suelo comentar los ensayos, al menos por lo que a las voces se refiere, salvo que pasen cosas cómo aquel ya lejano coitus interruptus de una Tosca o que realmente estén que se salgan, cosa que el lunes pasó a medias.  La puesta en escena la dejo para el final.

Pues si ayer era el estreno, un estreno tan esperado como anunciado porque menudo presupuesto le han echado en anuncios tanto en televisión como en radio. Esto de los anuncios está bien, la opera agradece mucho un empujoncito, pero hay que poner especial cuidado en la correlación entre lo que anuncias y lo que el público, al menos el neófito se va a encontrar en escena.

Ultimamente, creo que ya lo dije para el Tristan los anuncios del Liceu tienen más de anuncio de colonia que de  acto cultural.

En esta ocasión el lema del anuncio era el deseo, que no sé yo si sería mejor poner la ambición o el calentón directamente, pero bueno dejémoslo en deseo. De ahí los labios carnosos la expresión de quien viene de una juerga que no sale como una espera, resumidas cuentas que después te encuentras con

Gregory Kunde y Liudmyla Monastyrska, uno en los sesenta y la otra más alla de los sesenta de peso ambos dando vida a una pareja de jovenes enamorados ella en los dieciseis años y él un estudiante de 20. de ahí que una señora se quejase amargamente.

A ver puntualicemos, en la opera lo más importante es la música y por ende las voces. Años ha, lo normal era encontrarte con la tipica soprano entradita en carnes y el tenor pasado de hervor, lo importante era que cantasen y cantasen bien, que se moviera en escena era secundario.  aun recuerdo una inenarrable danza de los siete velos de Caballe. Pero todo esto ha cambiado y como suele suceder nos hemos ido al otro extremo ahora si los cantantes no calzan una 38 y no tienes abdominales para lucir parece que ya no valen. No, OMG no es eso, pero si lo importante de esta opera es la voz de  Monastyrska, entonces porque te venden los labios carnosos y la toallita desmaquilladora. EStaria bien anunciar lo que de verdad importa, los cantantes y si estan redonditos pues lo estan y así nadie se llama a engaño. Porque repito las voces y la musica es lo importante.

dos aspectos que ayer en el estreno, digamos que patinaron un poco, me duele decirlo pero Kunde no tuvo el dia, creo sinceramente que este no es su papel, lo suyo es el magistral Otello de Rossini de hace un par de años, por poner un ejemplo. Pero lo de andar retozando por ahi en plan joven estudente, como que no, al margen de que las exigencias de este rol, son otras. En el ensayo ya resultó preocupante y en el estreno vi confirmadas mis sospechas, Monastyrska en cambio va tan sobrada que la veo más en una Tosca que en la Manon, pero estuvo bien, pero claro en una opera con al menos dos duos importantes o hay un minimo equilibrio o la cosa chirria. La orquesta ayer tampoco tuvo uno de sus mejores dias o mejor dicho el director, porque la orquesta es siempre la misma.

Ahora bien lo que menos me gustó fue la puesta en escena, si me consta que a la mayoria del publico le gustó, pero a mi no. y eso es por diversos motivos

a) un claro desequilibrio entre el presupuesto y el resultado

b) sigo sin entender la necesidad, justificación o pretexto artístico par trasladar la escena a la época de la gran emigración europea hacia  USA, lo que genera unas incongruencias flagrantes entre el texto y la puesta en escena

c) lo mismo vale para ese burdel que no tiene sentido alguno Manon no es exactamente una prostituta, a Manon le han puesto un pisito como se hacia/hace a las queridas, este cambio provoca más incongruencias.

d) lo del doble de Placido Domingo paseando por el escenario no deja de ser anecdótico

e) demasiado kitch

Resumiendo una puesta en escena que podía muy haberse representado en los setenta,  y que me temo no pasará a mi imaginario personal operístico, lo que no impide que haya mucha gente en total desacuerdo conmigo.

 

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.