Silencio, Tristan is coming

Todos, al menos  los “todos” de mi entorno más directo,saben que Tristan e Isolda es una de mis óperas favoritas, por eso cuando hace un rato he visto que Culturebox, me ofrecía la posibilidad de disfrutar de otra versión, una más, de esta ópera no he dudado un momento en echarle un primer vistazo, a la espera de que esta noche, si puedo, dedicarle toda mi atención.

Lo primero que quiero resaltar es precisament Culturebox que si no la conocéis rapidamente, ponedla entre vuestros favoritos. Vale la pena porque da la oportunidad de visionar mucho material de gran calidad y encima gratuito.

Los papeles estelares de esta producción, que asi a primera vista es como para echar “patrás”  los encarna Andeas Schager (Tristan) y Anja Kampe (Isolda). Pero lo  más llamativo es Daniel Baremboim, quien hace poco, aquí en BCN interrumpió su actuación porque los multiples sonidos (toses, teléfonos, objetos diversos) del público perturbaban la concentración necesaria para interpretar los preludios de Debussy. Algo con lo que me sentí inmediatamente identificada. Ver: OPERA – MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS – HOY: EL PAÑUELO

No es de extrañar el minuto diecinueve segundos que se toma para sí mismo antes de coger la batuta,  minutos diecinueve segundos que dicho así parece poco, pero que en el contexto de una sala repleta de gente aguantandose, o no, la tos es una eternidad.

Pensando en todos los BCN wagnerlovers que compartimos  la desagradable sensación de que en la próxima temporada Frau Scheppelmann nos ha escamoteado algo,  ahi queda un Tristan, aun no sé decir si memorable; pero Wagner toujours Wagner.

 

Baremboim y las good manners en los conciertos AQUI