Cómo “hacer el flamenco”

Ultimamente ando a vueltas con los flamencos. Los flamencos son unos bichos curiosos, siempre, siempre se ponen en el lado más alejado de donde tú has plantado la cámara, no importe donde estés situado, que cambies de sitio o que te comuniques con  tus amigos por wathsapp con tus colegas; porque tanto ellos como tu tendreis a los flamencos en lo que se conoce como el quinto coño.  No importa si  la charca, laguna o humedal es grande o pequeño porque si el tamaño no  permite  mantener las mínimas distancias, no te preocupes ellos encontraran una cañas lo bastante altas y cimbreantes como para hacer el enfoque imposible.   A esta gracia tan suya para buscar el mejor sitio para ellos y el peor para el resto del mundo unen esa desagradable costumbre de  mantener la cabeza debajo del agua, allí venga a remover el lodo, que  ya me dirás tú si no podían comer otra cosa.

Pero ellos son así, porque si vivieran en lo alto de un campanario se llamarían cigueñas y traerian bebés desde Paris (me gustaría saber quién fue el tarado mental que se inventó semejante fabula).

Cuando hace mucho viento, algo frecuente en determinados habitats, caso de no tener protección a su alcance, los flamencos optan por el modo “pollo pinchao en un palo”. Esconden la cabeza entre las alas, arremangan una pata y a esperar tiempos mejores.

Por eso, por ese interes personal en semejantes aves es por lo que hoy ha llamado mi atención este artículo publicado en The Guardian.

 

Cómo hacer ‘el flamenco’ – el secreto para fortalecer su núcleo (lit).

Según un numero indeterminado de expertos en fitness 15 minutos al dia depie con un pie levantado es algo así como el bálsamo de Fierabrás. La cosas consiste en cerrar los ojos y levantar un pie, no exactamente como un flamenco (dificilillo) sino más bien en modo perro marcando territorio no muy convencido de ello.  Manteniendo esta posición durante 10 o 20 segundos con sucesivas repeticiones hasta completar los 15 minutos, consigues además de perder calorías, objetivo universal, ejercitar toda tu musculatura, también el cerebro.

Como eso de mantener el equilibrio con los ojos cerrados no es facil, te dan algunos consejos, como por ejemplo: Practicarlo descalzo. Si notas que vas a caer entonces tocate la oreja, (no lo he probado) . Ayuda mcuha tambien, dicen, imaginarse que eres un flamenco y que estas anclado en el suelo (no séyo). Y por ultimo, y más importante, (siempre segun los expertos)  el Resveratrol, que hasta hace un rato no sabia qué era, pero que quimica al margen vendría a ser la excusa y resumen de toda la historia.

Porque con esto de los remedios magicos los humanos casi siempre acabamos haciendo lo mismo, leer todo el artículo y directamente ir al buscador y preguntarle como y donde comprar el reveratrol ese. Lo de ponerse de pie,  acabamos dejandoselo a los flamencos.

AQUI el artículo de The guardian 

AQUI Eso del Resveratrol

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.