El llibertí – Me han dicho que….

Este ha sido un fin de semana repleto de actividades sociales, el momento que estaba en blanco era el sabado por la tarde y como sea que el tema operistico no es pasión compartida con mi marido, le sugerí un concierto en el auditorio o teatro.  Eligió la segunda opción y entre la variada oferta me dió por elegir El Llibertí  (el libertino) una obra d’Eric -Emmanuel Schmitt, dirigida por Joan Lluís Bozzo que en su primera puesta en escena hace, creo, 10 años tuvo un gran éxito, y como yo no la había visto se me ocurrió que ver “una comedia  inteligente, ligera y profunda, sensual y melancolica, divertídisima” (textual del teatro Poliorama) podía ser una buena idea: Pues no.

Porque la hora y cuarenta minutos que dura se me hizo eterna,  y lo dice una que se cepilla Parsifal como si nada.

Inteligente?… si bueno vale hay dialogos bien conseguidos pero,en lo que seria la segunda parte sobrecargados en exceso de tópicos referidos especialmente a la mujer.

Ligera? Una hora y cuarenta minutos de ligereza nada.

Profunda? Lo confieso hubo un momento en que se me cayó la cabeza.

Sensual? El trasero de Abel Folk tiene su qué pero tampoco,

Lo de melancólica aun no lo he pillado y lo divertidisima no, francamente no.

Seguramente todo se debe a que mis expectativas estaban por encima de la realidad; pero entonces entra aquello del “me han dicho que…” “he leido que….”. Nada, que lo mejor es, en caso de duda, dejar que primero vaya un amigo de confianza y sobretodo preguntarle su parecer, cosa que yo no hice y no será por falta de amigos asiduos al teatro. Un fallo que no volveré a cometer especialmente cuando a mi lado está mi marido.

Eso sí para resarcirnos del “disgusto” nada mejor que unos pintxos de Irati

Irati