De paseo en Surrey – St. Martha’s Hill

Tras un sábado perruno, con un completo de british weather, lluvia, viento, frío , un día de esos que hasta los británicos consideran un “horrible day”, hoy ha amaneció un día resplandeciente, y para aprovecharlo nos hemos ido de paseo a  St. martha’s hill. Un lugar muy apreciado por los lugareños para pasear el perro , los hay a  cientos, para hacer entrenamientos no se si para reconquistar la India o para el Iron Man o para “fer el passerell” que vendría a ser andar sin prisa, y sin perro con el zapato menos adecuado y abrigo insuficiente total para llegar arriba, o no, y una vez allí decir “¿nos hacemos un selfie?”.

Como su propio nombre indica St. Martha’s Hill es una colina, nada parecido a una montaña ni tan siquiera montañita que debe su nombre a la Iglesia situada allí desde no se sabe muy cuando pero seguro que a principios del siglo XII ya existía.  

Resulta facil imaginar algún honorable caballero inglés bajandose alli de su montura, echarse una meadica, que los honorables caballeros también mean y después plantarse allí con la iglesia a su espalda más o menos en el mismo sitio donde esta mañana mi familia y yo hemos cumplido con el ritual del selfie.

El que sea un alto hace que en la subida encuentre lo que en algun momento fue un nido de ametralladores; ahora cerrado y clausurado, que lo ves y piensas “no sé yo si en algún momento tuvo mucha utilidad más allá de infundir confianza en la gente.

Lo más destacable sin duda es la iglesia que junto con la de st. Thomas situada en el valle constituyen la parroquia de Chilworth. St Martha’s es una iglesia anglicana con sus almohadas de punto de cruz para las rodillas con su viejo cartelon anunciando los cánticos del día. En estas iglesias la gente canta, reza y hace otras muchas más cosas.

Son iglesias, grandes o pequeñas plenamente integradas en su comunidad, porque en si mismas son comunidad.

La iglesia británica atrae a sus miembros de forma activa no solo con la amenaza del fuego eterno, algo tan del gusto de la santa inquisición, que últimamente parece más viva que nunca.

Me cuentan que periódicamente se habla de lo de la unión de ambas iglesias bajo un único papado. Nada, nada que lo dejen que así están la mar de bien i sino que miran a mi “amigo” Cañizares y su traje de conde drácula o las ultimas soflamas de esa iglesia rancia convencida de que España es aun un país confesional donde Franco entraba bajo palio…. Bueno quizá ese “aun” es pecar de optimista.

Resumiendo que me gustan las Iglesias donde te ofrecen una taza de te y los perros son bienvenidos, eso sí por favor, antes de entrar, limpiense los pies.

 

 

St. Martha’s ans St. thomas Parish