Se busca periodista con idiomas

Estos días estoy siguiendo el aluvión de noticias como buenamente puedo, un mucho por la prensa via internet …. buffff!!!!! con preferencia por los medios extranjeros, ¿Porqué será?.  Y mucho más, por televisión, también por internet, lo que ya digo así de entrada que reduce notablemente el campo porque casi siempre te encuentras con aquello de “este programa no es accesible desde su ubicación” o el más frecuente “programa bajo suscripción”. Así que mis fuentes televisivas son un poco TV1 y un mucho TV3.

Este mediodía, por ejemplo he seguido la rueda de prensa que han dado los Consellers de Governació, Justícia y el Major de los Mossos, de quien me cuesta imaginar la cantidad de horas de sueño atrasado que lleva encima.

Cada uno ha explicado su parte, por motivos obvios el que más el Major y como siempre, recalco siempre, que el govern de la Generalitat, no ahora que se ha vuelto malo e independentista, sino desde siempre, ha seguido el mismo guión primero en catalán, preguntas y después en castellano y más preguntas.

Hasta la fecha eso no había supuesto mayor problema porque la verdad es que salvo convocatorias de referéndum o notificaciones del constitucional, al margen, las noticias generadas por el Govern eran más bien aburridas.

Pero eso era antes, antes de que los terroristas nos pusieran en los titulares de toda la prensa mundial.  Ahora todo lo que se dice es importante, urgente, y trascendente, lo que ya no sé es para quien, lo es, o porqué lo es.

Porque vista la desesperación de algunos medios para que las noticias se dieran en castellano (medios básicamente españoles no extranjeros) una empieza a preguntarse, no será que en realidad el problema es que los que sí entienden catalán pueden twitear antes las noticias que el otro, para quien ser capaz de hablar inglés, chapurrear el francés y considerar que el italiano está chupado porque se parece mucho, a pesar de eso sigue considerando el catalán una lengua indescifrable.

Esta es al menos la impresión que he sacado este mediodía viendo y escuchando la rueda prensa.

No sé, quizá estoy equivocada, pero me pregunto, si no tendría más sentido que si vas a poner un corresponsal en Barcelona lo cojas con no uno o dos idiomas sino unos cuantos entre los que estaría bien figurase el catalán. Candidatos no le faltarían porque de periodistas recién salidos del cascaron hambrientos de todos, aquí los hay y a montones.

Lo digo porque quizá eso le ayudaría a entender lo que se dice a su alrededor que “sorprendentemente”  lo oirá  más veces en castellano que en catalán, al margen de que siempre habrá alguien dispuesto a aclararle que aquí al queso le llamamos “formatge” …. !ah! cómo en francés, dirá ….. más o menos

Yo lo veo como una cuestión de educación y cortesia. Personalmente cuando voy a un país intento siempre entender y hacerme entender porque hablar otra lengua no es poder pedir fromage, cheese o formaggio, es poder decir buenos días, dar las gracias, preguntar por la familia o decir …. bonne journée madamme… y así acortar distancias.

Entonces es cuando me saltan al cuello y me dicen aquello de que las distancias las han de acortar esos radicales catalanistas que solo se miran el ombligo.

Y entonces yo le responderé,  en castellano, que ombligo lo tenemos todos, solo que  mientras unos lo llaman ombligo, otros prefieren llamarle belly button, los franceses se quedan con le bouton ventre, para los italianos, esos que hablan una lengua que “está chupada porque suena igual”  tasto pancia i para un catalán será un melic, que no se parece a nada pero que sigue siendo un ombligo y todo esto lo digo con la tranquilidad que da el saber que lo digo en castellano cómo, con un poco de esfuerzo y ganas, lo podría haber dicho en francés, ingles, catalán o italiano, porque para el caso suena casi igual

¿tienes algo que decir?

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.