Surrey – La campiña británica

Pues hete aquí que mis “cronicas britànicas” por obra y gracia de las multinacionales han cambiado de escenario y  de repente he ampliado horizontes y cuando digo horizonte es porque ahora si cuando visito a mi familia british, tengo horizonte y menudo horizonte.

Bienvenidos a la campiña británica.

20160920_110749

Tal cual como si estuviera en otro pais, y es que ya lo dicen los que aun intentar entender que cñ pasó con el tema ese del Brexit, y lo dice cualquiera que haya estado UK más allà de Trafalgar Square. Uk (nótese que no digo Inglaterra, porque entraríamos en otro tema) es UK y Londres es Londres, y aunque parezca ridículo, la cosa es así.

Se acabó la multiculturalidad, la mezcla de razas.

Sí aquí también hay gente, y mucha, de origen pakistaní  o hindú más de los segundos que de los primeros, pero hoy que he estado una buena parte de la mañana en el centro de esta pequeña población, que aunque pequeña tiene su tienda de Armani y solo he visto una señora con la cabeza tapada, que las hay, seguro, pero menos.

Nada que ver con aquella sensación de haber caído en el caldero donde se cuece la samfaina racial del mundo, esto es British a más no poder.

Acá y allá te encuentras encantadores jubilados con botas de agua paseando a sus perritos comentando el mejor remedio para la otitis canina. Muchos de ellos, los jubilados no los perros, al parecer son ex-militares, no todos pero según uno de esos ligues que a veces me echo yo con jubilados a cual más cascao, al parecer por aquí vive mucho militar retirado, especialmente de la marina, Estamos a medio camino entre Londres y Southampton, puerto natural durante generaciones de la armada británica.

Me falta mucho por ver y por entender, pero la primera impresión es la que ya esperaba.

Para estar unos días, Londres sensacional. Para vivir,  y para vivir con niños, ya es otra película.  La verdad es que resulta extremadamente dífícil comparar las abigarradas y heterogéneas calles londinenses con esto, por poner un ejemplo esto  está a cincuenta metros de la puerta de casa.

20160920_111408_pano

Hoy, el día no acompañaba, pero en el centro el domingo se veía claramente  la silueta de los edificios más altos de la city, que está a algo así como a 25 km  distancia en linea recta hacia el norte,  en  coche, depende.

Esto en este lado, pero es que  si te das la vuelta entonces tienes esto otro.

20160920_112422

Y entre los dos campos, este camino en el que me he cruzado con un zorro primero y después con un jubilado made in Uk, con 15 años de estancia en la India, muy preocupado porque no llueve lo suficiente, que iba acompañado de un perro de nombre Matias con sobrepeso, como su amo y jubilado como él. Como si me conociera de toda la vida mi amigo me ha “introduce” presentado a su amiga Helen que es la del perro con Otitis que en mayo estuvo de vacaciones en Tenerife .

Y los hay que siguen pensando que los ingleses son estirados, frios y antipaticos. ¡Por dios!.

20160920_113449

Por cierto en todo el trecho que he andado, que no ha sido poco no he encontrado ni un puñetero papel, ni una lata de nada.

20160920_112130_hdr

claro que el cartelito quizá tenga algo que ver. Aquí en grande

20160920_112120_hdr

Pero quizá lo más sorprendente sea  que ni en este camino , ni en ese campo, he encontrado a penas un par de cacas perrunas y eso no es porque la lluvia las descomponga rápido,  ni porque los perros ingleses caguen hacia dentro. No, eso es porque justo a la entrada del campo ese que os he enseñado al principio, perfectamente vallado y con puertas para evitar que entren las vacas.

20160920_110657

Justo en la/las entrada/entradas te encuentras con esto.

20160920_113756

Creo que no hace falta saber muchos idiomas para entenderlo, y  debajo, esto.

20160920_111542

Hoy estaba vacía, pero ayer, lunes; en otro lugar parecido encontré esto.

20160919_084358

No hace falta ser CSI para adivinar el contenido de todas estas bolsitas, que doy por descontado que hoy ya no están allí.

Pues nada, que bienvenidos  a la countryside made in UK.  Seguiremos investigando. Porque la cosa promete.

¿tienes algo que decir?