Ir al “cole” en UK

Como dije ayer, el tema del cole en Uk lo tengo que estudiar con más atención, oportunidades no me faltaran, durante cuanto tiempo, es una pregunta a la que no tengo respuesta, pero mientras sigan por aquí yo intentaré aprovechar el tiempo para conocer más a esa gente tan pintoresca los “britons”

20160920_082801
De momento solo unos pequeños apuntes.

Como ya he dicho en repetidas ocasiones, aquí todo quisque sea escuela publica o privada va con uniforme/s porque todas las escuelas sin excepción tienen uniforme de invierno, (siempre pica) de “verano” y el deportivo. Esto tiene sus grandes ventajas “si hoy es lunes hoy toca uniforme, y si hoy es martes, también”.  Pero también tiene inconvenientes. El primero  que viene a la cabeza es el precio. Si el uniforme tiene un coste que no es mucho más que el de la ropa que le comprarias por libre; pero, y esto es lo más importante, ¿cual es el coste de las eternas discusiones matutinas  que a veces acaban con el chaval yendo al cole en pijama? (experiencia dixit). Otro inconveniente son las reinterpretaciones, este es un problema que suele presentarse más adelante. Este año en UK ha sido bastante  sonada la actitud de un director de colegio que el primer dia de cole mandó a casa a un buen número de alumnos por llevar los pantalons por el culo, por  no usar los calcetines reglamentarios o pot subirse la falda hasta más allà de las verguenzas.  La falda, también tiene su punto, las niñas van con falda, así ha sido desde siempre, pero puede que esto acabe cambiando, o no, porque en estos momentos hay un debate más  o menos encendido (eso va por barrios) acerca de si las niñas debieran o no poder llevar pantalon, un debate que enlaza directamente con el de los niños pueden llevar pantalon largo  si o no.

Uniformes al margen, aquí los niños  los de los vendría ser p4 (reception) tanto al llegar como cuando marchan saludan a su profesor  dandole la mano y diciendo aquello de “Good morning mrs  …. have a nice day o, … Good afternoo  mrs.. See you.. Lo de las “good manners” es una obsesión, que francamente se agradece.

No hay cole sin su “expositor” de botas de agua.

El cole empieza a las 8.30 y termina a las 15.30. Pero, hay pero muy importante. Ahora no porque los nuestros son enanos, pero dentro de poco a partir de esa hora el colegio les ofrece un abanico más o menos amplio pero siempre infinitamente superior al de las escuelas de casa, de actividades extraescolares que van desde el tenis, rugby (un highlight) teatro, danza, todo dentro del cole o muy cerca, con lo que el horario escolar de facto se alarga.

20160921_163859

Deberes: pues si  de momento tenemos unos pocos deberes, que consisten no tanto en seguir el camino de las letras (por cierto aquí la “l” la hacen diferente) como en que los  papas se siente al lado de su retoño y empiecen a aprender una lección muy difícil  que más o menos  vendría ser “aprendiendo a ser padre, capitulo 15 o el que sea”. Ese ratito que el chaval se pelea con los caminos trazados de letras que en su mayoría aun no entiende, para los padres es precisamente eso, aprender a ser padres.

Y enlazando con la cosa educacional, el otro día me acerqué a la principal librería, que no biblioteca de la población y como suele pasar, casi salgo llorando.

Para cuando librerias así, en casa, de esas en que hay gente que sabe realmente qué producto se lleva entre manos que no es tanto cultura, conocimiento, como emoción.  Pero claro para que haya librerias así ha de haber lectores y ahí es donde falla. En fin no perdamos la esperanza.

20160919_103307

 

20160919_103411

 

20160919_103707

1 Comment

Comments are closed.