Accidentado, esa es la palabra – Londres again

Los precios de los billetes de avión ha acabado por convertirse en un misterio tan hermético como el de la santísima trinidad.  A veces por una hora escasa de diferencia un mismo billete puede dar un salto de 60 a 400 euros, así, como suena y no digamos ya si cambias de día. En anteriores ocasiones de esos pequeños factores que al final me deciden por un aeropuerto u otro, por una compañía u otra básicamente que te dejen en el quinto pino o en el segundo, porque ir de un pino a otro también tiene su precio,a veces superior al del avión

En esta ocasión después de estudiar mi estado financiero acabé eligiendo un vuelo que salía a las 10 de la mañana que me diréis, es una buena hora.  Si, pero eso será según de donde vengas  porque servidora tiene el punto de origen en el Maresme, aquella comarca privilegiada donde hace unos años te subías en un tren y te dejaba en la puerta de embarque. Pero en esto como en casi todo a veces parece que vamos para atras.

Como no era cosa de cruzar tooooda barcelona  en coche a esas horas, esta vez lo tuve claro desde el principio, Transporte público, pero cual? y como? .

La famosa linea 9, también llamada linea del mobile,  es un sueño imposible para la mayoría, de ahí sus bajos  resultados en cuanto a pasajeros. En realidad solo es practica si vives en zona universitaria, la torrassa o Bellvitge, lo que no excluye que te den un paseo de tres pares de narices.

En mi caso pretender ir a la T1 con cercanias y metro,  es una posibilidad que maps ni la contempla. Este vendría a ser el recorrido en dos fases porque en una daba miedo.

Captura de pantalla 2016-06-10 a las 12.31.01 Captura de pantalla 2016-06-10 a las 12.31.24
Estamos hablando de casi dos horas, esto yendo bien. Así que visto lo visto opté por el clásico Cercanias (deu ens ampari) i autobus, que ya es triste que la única lanzadera entre el centro de Barcelona  y su …. GRRRR aeropuerto sea un autobús.  Pero bueno  en una hora y media, puerta a puerta, estaba en destino,

Hay que decir que ayer NO había huelga de trenes pero sí PRE-huelga según me explicó un habitual como justificación a la velocidad casi cero del convoy y a las dos largas paradas antes y después de El Clot, algo muy agradable cuando viajas con un montón de gente y tres bicicletas.

Lo hacen para que nos hagamos a la idea

Ya en el aeropuerto no era cosa de perder el tiempo, así que directamente hacia el control, y oh! apenas gente. Fantástico! me dije porque recuerdo que a servidora la cachean en todos los aeropuertos.  

Como no, esta vez se disparó la alarma me subí a la tarima esa que tiene unos zapatos dibujados, que para mi que sirve para que todo el mundo te vea bien, y a esperar que viniera alguien. Mientras, mis maletas aun no habían cruzado el escanner por un problema con no sé que especie de harina que un tipo llevaba.  En estas que sin cachearme se presenta una mujer bajita rubia teñida, con cara de muy cabreada (yo también lo estaría con aquel uniforme) y sin dar los buenos días ni nada parecido me suelta, mejor dicho me escupe a la cara un

!Coja sus maletas! y traigalas aquí.

Oiga que mi maleta esta todavia en el otro lado.

usted traiga la maleta aquí (el aquí era una mesa tres cintas mas allà)  

Esta conversación se reprodujo unas tres veces, cada vez con el volumen más alto.  La vida me ha enseñado, me cuesta pero voy camino de aprenderlo, que hay ocasiones en las que es de aplicación el principio de:

 mejor calla que acabaremos mal y así lo hice. 

Como pude cogí mi equipaje, por suerte reducido y me fui hasta donde estaba la susodicha que no diré aquello de que tenia pinta de mal…  pero lo pensaré porque la sobredosis de mala leche que llevaba encima alguna explicación ha de tener, no creo que sea de natural. Va la mujer y saca el papelín ese de analizar  cosas, lo pasea por la maleta y  con la misma amabilidad con que me recibió, me despide.

ya puede seguir y deje libre la mesa.

Ante tal escenificación, cerré la maleta y me fui a buscar a un “Civil”.

Buenas señora en que puedo ayudarla

las maneras otras.

Oiga, mire es que no lo entiendo, la alarma se me ha disparado, como siempre, porque llevo una protesis. Pero hoy no me ha registrado nadie, en cambio una señorita me ha exigido que me paseara por ahí para revisar mis maletas, que no habían hecho saltar nada porque aun estaban en el otro lado; todo  sin ninguna explicación. En realidad yo  lo pregunto porque, como le diría, si en vez de una protesis yo llevase un AK47, ahora estaría de este lado y  … bueno … ya sabe

¿Lo lleva?

Pues no la verdad.

Mire señora no se preocupe, usted tranquila. Es que son nuevos y lo quieren hacer bien.

Muy tranquila no me quedé especialmente cuando otro de seguridad salia corriendo a perseguir escaleras abajo a un pobre maestro USA que viajaba con un grupo de amigos todo porque había pasado el arco con sombrero.

Pero como dijo aquel, cuando el día empieza mal, mal sigue y ya veremos como acaba porque aun tuve que superar una cola descomunal para el control de pasaporte.

 Ocho ventanillas (creo que hay) para dos únicos policías que debían atender  una sobredosis de norteamericanos de vuelta a casa.

El piloto de ayer también quiso unirse a la fiesta y, o estaba en prácticas o aun no tenía claro si lo que conducía era un avión o un mini porque se marcó unos derrapes por las pistas de prat dignas de mi hijo a los 18 años. Derrapes que no desmerecieron en absoluto su glorioso aterrizaje, de esos de “primero rezo y después aplaudo o le pego dos…” 

Heathrow express, bien gracias. Menos mal. Pero el metro. … Ay la Virgen!

Sabéis eso  de que se suele quejar la gente “la falta de información”

si al menos te dijeran lo que pasa – dice el afectado de turno antes los micrófonos de antena 3… oiga y eso cuando lo van a echar

Pues en el metro de Londres el problema es a la inversa,  el exceso de información

Señoras y señores lamentamos informarles que sufrimos severos retrasos en la Circle line, pero no en la District….

señoras y señores lamentamos informarles que lo que les informamos antes no era correcto y que los retrasos en la circle , que los hay, no son los malos…

Mas o menos así con mucho Good manners y mucho sorry, con un eco peor que el cura de la parroquia y encima en Ingles, pa joder.  

20160609_121949 Total que ahí me tenéis, en el anden Paddington descargándome todas las aplicaciones “live london tube” o parecidas para llegar a la conclusión de que:  Lo tienes jodido estrella, 

Después de un par de intentos fallidos al final me vi en High Street kensington, más tirada que una colilla, muerta de hambre  y con maleta.   Pero la tecnología está para salvarnos, así que . Hala Estrella, descárgate la aplicación Uber; escanea la targeta y a esperar a que llegue tu conductor, ¡que no va el tio y me llama por telefono!, (lo que peor se me da en inglés y en cualquier otro idioma que no sea los mios)

20160609_131721_HDR

La verdad es que he subido en taxis bastante más presentables, suerte que puedes compartir tu trayecto con quien quieras, via wahtsapp,  así que si te atracan o desapareces, la interpol pueden saber donde estabas tu, o tu teléfono. Pero es que después del día que llevaba, qué menos.

Este post hay que enmarcarlo en los que de tanto en tanto escribo   como terapia y que me ahorran más de un disgusto y muchas tarifas de psicólogo.

 



¿tienes algo que decir?