I Capuleti e i Montecchi

Pues anda que no esta el patio revolucionado entre la fauna operistica barcelonesa. la cosa no deja de tener su gracia porque despues de años en que el sector senior (senior más mentalmente que por edad) de la afición operística catalana encargaba misas expiatorias ante las atrocidades que, segun ellos se cometían; (en algunas tenían toda la razón) sobre el escenario, lease waters y señores con los pantalones bajados en escena, algo más que insinuaciones  de sodomía, gente en pelotas día si y casi que el otro también. Pues eso que las muy augustas testas del Viejo teatro vivían en un sin vivir.

Ahora estos estan mucho más tranquilos, los que estan que se salen son los otros aunque hay que aclarar que  el mundo de la opera y el del Liceu en particular no estan tan facilmente reducible al binomio unos/otros, la cosa es infinitamente más compleja,  los que antes se quejaban por las puestas en escena que  de se perpetraban bajo el socorrido … que se habla del Liceu aunque sea mal….  no tienen porqué estar necesariamente de acuerdo con cosas como esta.

Esta es más o menos digerible por aquello de que ahora …. en el cole de la nena han hecho un flashmob más chulo, ¿quieres verlo? te lo mando por whatsapp … se hacen flashmob para el aniversario de la abuela, la despedida de soltero del cuñado hasta para el parto de mellizos Todo sea por “petarla” en las redes. si eso trae más público, dirán muchos sectores liceístas aplicando la mentalidad de “botiguer” al tema, lo que ya cuesta más de digerir es esto.

CjQCz6UWsAAU8CA

Yo soy de los… me temo que pocos… que sostienen que esto de la cultura ha de dejar de ser terreno abonado de la subvención para  ser autosuficiente o al menos intentarlo. Hoy unos visitantes made in US  me comentaban que allí en su paíss (los había de ambas costas y alguno de Kansas, los teatros o cuadraban los números o morían. Bueno pues un poco así lo veo yo, no es un cambio que se haga de un dia para otro pero que ese es el camino,  pero claro en cuanto  tocas ese tema ya entramos de lleno en los agravios comparativos. Que si a esos les dan tanto y a nosotros esa miseria y asé año tras año, acomodados y con la mano tendida. Bueno pues llámenme liberal de la boina, al menos en esto, pero si hay que ir a buscar al cliente se le busca, si hay que subir el volumen de la música en el vestíbulo para  ganar el rugido de la masa que deambula por la rambla y conseguir que los turistas entren pues se sube, aunque los pobres chicos del chiringuito del ayuntamiento se queden sordos.  Pero, lo reconozco aun teniendo esta forma de ver el tema, lo del cartelón al más puro estilo Atracciones  Apolo de cuando yo iba a las monjas del Surti, eso  la verdad cuesta mucho de digerir.

La opera bien, gracias.  un montón de piezas  musicales preciosas, marca Bellini, muy bien interpretadas (al menos el lunes cuando yo estuve) por los protagonistas especialmente Joyce Didonato que  lo borda, Ciofi estuvo a la altura y el resto  dieron la talla, especialmente Simon Orfila, no solo porque sea alto, que lo es, tampoco porque me caiga bien, que me cae, sino porque es un currante de la ópera y cada día curra mejor.

capuleti

Esto no es un flashmob, esto es la ópera que al fin y al cabo es lo que importa.

Información sobre las representaciones en el Liceu

 




¿tienes algo que decir?