The national Theatre

En la aplicación Google Keep, aplicación que recomiendo, tengo una lista, que actualizo con frecuencia, “Cosas que hacer/ver en Londres”  algunas las  hago/veo otras se se quedan en la lista hasta “mejor ocasión” y siempre hay alguna que sin estar en lista alguna de repente se sitúan en primera posición. Por ejemplo la visita de ayer al National Theater, obra de Denis Lasdun, un edificio considerado, y no sin motivos, uno de los más feos de Londres.

To be precise, feo, lo que se dice no es que lo sea. Digamos que es más monotono que un puente de Calatrava pero sin curvas ni parabolicas,  carente de la sobriedad, recitud, imaginación y volatilidad de la  escuela de ies Van der Rohe y que en general se podria decir que como fabrica o centro comercial (antes de alquilar las tiendas) estaría bien.

National_Theatre,_London

En esta fotografia se ve mejor de lo que en realidad es porque esta tomada desde un angulo elevado  supongo que desde el puente de waterloo “con ganas de agradar”. porque si la haces desde el mismo puente “a pelo” te sale algo como esto.Captura de pantalla 2016-03-10 a las 13.26.20

Pero en este caso la belleza está en el interior.

20160309_093229-001

No aquí tampoco.

El NT es la sede de es la compañía nacional de teatro, creada en 1963 y cuyo primer director fue Lawrence Olivier.

El NT no es un teatro sino que son tres: el Olivier para 1160 espectadores; el Lyttelton para 890 espectadores y el Cottesloe para 460 espectadores

Por esos escenarios ha pasado gente como: John Gielgud, Peggy Ashcroft, Ralph Richardson, Albert Finney,Judy Dench, Anthony Hopkins, Dorothy Tutin, Paul Scofield. Nombres que su sola mención provoca vértigo. Pero que en spain por la politica de cerrazon mental que durante años y años se llevó a cabo por un gobierno mas cerrado de luces que ahora solo hemos podido ligeramente  adivinar entre penosas traducciónes. En fin…. En Portugal  un pais a menudo menospreciado por aquello de la vecindad, esto lo han llevado mejor. (conste que admirar actores de fuera no implica  que en casa no los haya también buenos)

En el diseño interior de los espacios especialmente en la sala de mayor audiencia tuvo mucho que ver Olivier,  que enamorado del teatro griego y su forma de entender la relación entre el escenario y el espectador, fue quien apoyó la idea de que esa sala estuviera basada en los teatros griegos, con salvedades. Salvedades básicamente de tipo técnico que ayer tuve la oportunidad de conocer de primera mano gracias a la profesionalidad de Sara, mi acompañante en la visita al Backstage que ayer puede disfrutar, con una joven portuguesa (con inglés perfecto) una señora de Valladolid y yo misma: Una visita de esas, que me consta por experiencia propia, disfruta tanto el que enseña como el que observa.

Como a estas alturas todos los que más o menos me siguen saben, desde hace diez años (buff diez) colaboro con el liceu en las visitas, aunque  en los últimos años me autolimito a visitas de escenario, algunos grupos concertados y visitas premium, no tanto por dármelas de vip sino porque viviendo fuera de BCN toca bastante las narices desplazarte para llegar allí y que ese día, precisamente ese día no haya nadie, cosa que a veces sucede, no siempre pero a veces si.

20160309_094322-001En su momento ya visité el Backstage de la Royal Opera House y la verdad es que entre la del Liceu y aquella, el Liceu  ganaba de calle. Pero en esta ocasión he de decir que ganó el national Theater.

La visita dura lo mismo, algo más de una hora, pero esta pensada y estructurada de una forma muy distinta. Yo lo definiria como abierta, más dirigida a acercar lo que allí se hace al publico en general  que no a dar la sensación de que entrar allí “suponga algun tipo de privilegio” y no me refiero a privilegio social, sino a eso que es un tema recurrrente en mi, al clasismo cultural. No es que en Liceu no se haga bien, pero podría hacerse mejor y no es tanto un problema de más horas o más trabajo, que el personal de visitas lo hace y muy bien sino partir de un concepto distinto. Vamos que si “mi” jefe Roger Guasch, quisiera, yo estaría encantada en explicarle los pormenores.

¿Destacable? Pues yo destacaria la cantidad de espacio de que disponen los maquinistas para confeccionar los escenarios que son exclusivos del NT. Que todo el vestuario se hace “en la casa” que se conserva, en ocasiones se reprocesa para otras funciones y, esto es lo más sorprendente, se puede alquilar. Vamos que si quieres vestirte de My Fair Lady, si lo tienen, y das la talla (prohibidas las composturas) lo alquilas y tan feliz.

Me gustó la visita, sobretodo me intereso y muco; también  me congratulé de ser capaz de entender casi todo lo que me explicaron, vamos que no hice un “Rajoy” (es que cuanto más inglés más me doy cuenta de lo mucho que me queda por aprender) pero eso si, salí de allí con un regusto agridulce, por la sensación, que a menudo siento, de que en el Liceu tenemos un gran producto que enseñar/vender y que está desaprovechado. Esa ventana de abajo da directamente a la calle.

20160309_091346-001

Mas sobre:

Lawrence Olivier

Denys Lasdun

One Comment

  1. Esta crónica me interesa porqué desde que hacemos visitas guiadas al Liceo, comparo todas los tours a los que asisto, ya sea por el el espacio , como por las cualidades del guía. Es inevitable,.. Y me gustan las opiniones de los amigos que también comparten esta afición . Ese punto irónico que imprimes a tus escritos, entre didáctico y guasón permite acercarnos de otra forma a los lugares emblemáticos que visitas. Aunque no entiendo muy bien los pormenores que le quieres explicar al Sr. Guasch!!!

Comments are closed.