Llamenme irreverente o realista…

 

Pero desde que esta mañana,  he escuchado por activa y por pasiva unos cientos de veces, esto:

– “El día antes de morir, [Franco] me cogió de la mano y lo único que me pidió fue: ‘Alteza, preserve la unidad de España’. Y, si lo piensas, significa muchas cosas”.

(lo de “el día antes de morir” debe, creo yo, entenderse como metafórico porque el 19 de noviembre de 1975, me da a mi que Franco no estaba para muchos discursos,aunque  no dudo que de haber podido, lo habría dicho)

Esta fase la pronuncia el rey emérito o abdicado Juan CarlosI en un reportaje  de la televisión francesa que en si mismo ya trae cola; porque lo  paga TVE , osea, los españolitos de a pie, y la misma TVE decide no emitirlo. Abajo he puesto un enlace para verlo.

Pues como iba diciendo desde que  he escuchado la frase que no dejo de ver esta imagen.

2831585162861impala_pelicula_la_escopeta4

Para los que no sepan de qué va,  ese es el momento en Monica Randall, en la película “La escopeta nacional”,  amante del empresario catalán (Saza) se dispone a hacer una donación espontánea con el fin de restituir la “colección” del marques de Leguineche.

Por más que me esfuerce en hacer historia ficción no puedo imaginar a Franco con una colección semejante, igual de haberla tenido este país habría ido de otra manera. Pero no.

Para mi pensar en Franco moribundo es pensar en el brazo incorrupto de santa teresa a los pies de su cama, son camisas oscuras en un país en blanco y negro. Gente gris en una España aburrida y acojonada, Porque desengañaos de todos los que andan por ahí diciendo que aquella noche abrieron una botella de cava (entonces champañ con Ñ) no os creais ni una décima parte. Acojonaos, todos estaban, los de la camisa azul y los de la roja; los del puño en alto y los del brazo enhiesto.

Berlanga supo encontrar, como nadie, el lenguaje preciso para describir con nada sutil ironia aquella españa cutre, rancia, permanentemene asustada, temerosa del tricornio y la porra, hija del amiguismo y la corruptela,  donde hecha la ley hecha la trampa y donde ser hijo de… era mejor la baza o tu peor condena.

Esa españa de mes de Maria, de semana santa sin cines, de primera comunion, de confesión obligada, de entradas bajo palio, y derecho a roce a escondidas del espiritu santo. Aquella España que me pilló como niña y adolescente.

Cuando empecé a caminar como adulta, antes nos hacíamos adultos más rápido, en algun momento llegué a pensar que ese cutrerio  había quedado atrás. Supongo que yo, como muchos, me deje deslumbrar por las apariencias. Hasta llegué a pensar que eramos europeos.

Pero me engañaba. España es igual de cutre, ahora en colores que antes en blanco y negro. En casi todos lo ámbitos de la vida pública, la politica del avestruz sigue siendo la más utilizada. Demasiadas veces en los últimos tiempos he escuchado aquello de antes roja que rota. No, no  me gusta este país  ni roto ni por romper, y nadie me da argumentos sólidos para cambiar de opinión. Para mi España es un buen lugar de vacaciones y la fuente de inspiración de Berlanga; lo que pasa es que lo suyo eran las películas y lo otro es la realidad.

Por cierto , quién no haya visto esta película, no dejeis de verla, pero después no lloreis demasiado porque aquella españa sigue estando ahí.

 

 

politica-81

Luis Garcia Berlanga

El reportaje sobre el rey. Los 30 momentos más polemicos ….