Los nuevos emprendedores

Ultimamente, ando bastante  interesada en el tema de las startup, un anglicismo, como tantos otros, que tienen la gran virtud de resumir en 7 letras, un concepto que puesto en una enciclopedia o en manos de un amante de las definiciones necesitaria muchas más.

Captura de pantalla 2016-01-24 a las 13.47.19

Por ahi he visto que  muchos tienden a encorsetarlas en el campo de la innovación entendida como desarrollo de tecnologias etc. Yo no lo veo exactamente así. Todo eso del  desarrollo de tecnologías, diseño web o capital-riesgo, son, a mi entender  conceptos asociados . Al nucleo, a la idea, una idea de  esas a las que  yo misma, vistas en la distancia, seguramente calificaría de brillantes;  pero que según se aproximan, a mi o a mi bolsillo seguramente  encajarían mas en los “conceptos” de “huy esto?, quieres decir?” o, “yo esto lo veo muy complicado” o, ” y de donde vas a sacar el dinero”.

Una startup, “comme il faut” es algo así como una empresa en pañales, nacida al socaire de una idea original   a menudo brillante, con un punto de descabellada. A las ideas brillantes les suele venir muy bien  un poco de sentido común, una pizca de orden, bastante planificación y a menudo, más dinero del que unos tienen y menos del que otros imaginan.

Al empezar, este post se titulaba Jovenes emprendedores,  pero entonces me he acordado de mi amigo Carles ingeniero jubilado que después de toda una vida cediendo sus conocimientos a una multinacional, ahora anda metido en un proyecto científico con grandes posibilidades de comercialización que de momento  le tiene ocupado buena parte de su  tiempo y todo el garaje.  También he pensado enJordi, químico de profesión que después de media vida dando tumbos por el mundo  ahora ha echado el ancla y ha añadido  una nueva palabra a su vocabulario y una nueva experiencia a su vida, mentoring.

Formación, edad, o curriculum al margen,  todos tenemos ideas, experiencias o ambas cosas que compartir. Pero demasiadas veces lo más difícil es encontrar un lugar, un punto de encuentro, donde hacer confluir las distintas variables que pueden contribuir de forma eficaz a  retirarle los pañales a esa idea  y convertirla en una empresa que empiece a caminar. 

Los nuevos emprendedores no tienen edad, pero sí tienen ideas, y ganas de trabajar.

 

Web de Impuls Barcelona

Facebook Impuls Barcelona 

Captura de pantalla 2016-01-24 a las 13.48.06