Cita con Ludwig y cia.

Ayer tuve una cita, nada secreta, con mi amigo Ludwig, más conocido como Beethoven.  Digo “mi amigo” porque  nuestra relación hace mucho que dura. Beethoven es uno de esos compositores que yo llamaria “gate”, si ya sé que eso es puerta pero en inglés suena a aeropuerto a viaje, a aventura y un poco de eso es la música clásica.  Un día vas en un taxi (bueno eso desde que mis hermanos se jubilaron es más difícil) en una salita de espera, en el coche de un amigo, de repente escuchas una melodia que te llama la atención y entonces preguntas: ¿Oye qué es eso que suena?

Y con esas va el taxista y te responde: esto, caballero, es la partita número 1 en en re menor  opus 825 de Johan sebastian bach interpretada por Piotr Anderszewski.

Y cuando consigues reencontrarte con tus webs y tu moral que en ese momento estan por los suelos, rapidamente le preguntas a Google por aquella musica y como sea que no esta mal y que Youtube te pone al lado relacionados, vas escuchando, y escuchando  hasta que un día te descubres a ti mismo corrigiendo a los neofito.

No chaval no, que eso no es “master and commander” eso es un arreglo hecho para la película basado en: “la musica notturna delle strade di madrid – Opus 30 n. 6 de L. Boccherini interpretada por Jordi Savall.

Bach  no suele ser un musico “gate” como tampoco lo es Wagner, cabalgata de las Walkirias al margen. Pero para los de mi quinta Beethoven si lo fue, aunque fuera versionado, a su manera por Miguel Rios. Como diría mi suegra:”los caminos del señor….” pues eso. Que poco importa si es por un anuncio de gasolina, por uno de colonia, por una peli de barcos,  o por la musica “aquella tan maja que pusieron en la boda de la nena” Hay mil formas de llegar a la música clasica y la novena sinfonia de beethoven es tan buena como cualquier otra.

Ayer estuve en l’Auditori, si ya lo he dicho varias veces que cada vez me gusta más esta sala, será por que la gente se aguanta la tos o porque realmente suena de maravilla. Ayer  los protagonistas fueron la OBC bajo la dirección de Jan Willem de Vriend, un director explosivo, el hombre debió acabar rebentado porque es de los que en lugar de batuta usan todo el cuerpo y con la participación del Cor madrigal y el Corlieder càmera. por cierto había una soprano que iba un poco así a remolquer, sería porque le costaba el aleman. Pero es igual la novena especialmente el cuarto movimiento hace tanto “ruido” que no vendra de una soprano o un fagot.

Vamos que salí muy muy satisfecha, como vitaminizada, las piezas musicales con coros tienen eso que  activan la sangre y con la sangre tan efervescente y el fresquito que hacía anoche al salir nos fuimos a cenar a un local cuyo nombre no diré porque es pequeño y me lo van a llenar, aunque se llena solo; un vasco de los de toda la vida que no se preocupa por las estrellas michelin pero que para mi que se las merece todas.

En el momento de escribir esto estan dando la segunda representación, mañana por la mañana hay otra oportunidad, pero si no teneis entradas mal pinta. por si acaso aquí os dejo un video con la novena.

Jan Willem de Vriend 

L’auditori

20160115_215949

 

 

¿tienes algo que decir?