Viva las verdinas!!!!

Anda que no hacía tiempo que no me metía yo en la cocina así en plan receta en mano y puchero en la otra.  Pero hoy lo he hecho y  OHMYGOD! que dirían por ahí fuera. Y es que ya casi me había olvidado de ellas, mejor sacamos el casi, hasta ayer que en el proceso de ordenación previo a las navidades, a saber: hacer sitio en el congelador y revisar despensa. Veo una bolsita y dentro las verdinas que compré en el último viaje a Asturias donde  descubrí esta legumbre y sus acompañantes. Así que anoche las puse en remojo con agua y sal,  porque como bien decía Tia Concha,  “a las legumbres la sal en el remojo nunca cuando las cocinas” y con un poco azafran, pimenton dulce, cebolleta, una hojita de laurel, pimienta, un poco de tomate triturado y  poco más, me he montado un plato de esos que levanta un muerto.

La foto es así de aquí te pillo aquí te mato, pero ya vale para decir bien alto. !VIVAN LOS PLATOS DE CUCHARA!20151205_135840_22914125564_o

Para hacerlas he necesitado

140 gr de verdinas (en crudo)

un poco (media taza) de un pisto que hice ayer pero supongo que con tomate triturado quedará igual

1 hoja de laurel

1 trozo de puerro

2 dientes de ajo

y 1 bogavante

Sal, aceite y pastilla de caldo de verduras.

Anoche puse las verdinas a remojo con dos puñados de sal “la sal siempre en el remojo. tia concha dixit)

 

Esta mañana las he puesto a cocer en la olla rapida, previamente he dorado el puerro troceado con un poco de aceite he añadido una hoja de laurel, media cucharadita de pimenton dulce el ajo y dos hebras de azafran. NO SAL

Lo he tenido 20 minutos a fuego medio.

Mientras eso se hacia, he masacrado al pobre bogabante y en la cazuela donde despues lo he servido he salteado la cabeza y todo lo que no fuera la cola, he puesto uan cebolleta a dorar, todo sin dejar perder una gota del liquido del pobre bicho.

He retirao el ganado y he salteado un poco, solo un poco la cola del desgraciado animal. he retirado la cola y con el resto, Pisto incluido lo he triturado muy fino.  lo he vuelto a echar en la cazuela, ahora ya con las verdinas que he escurrido reservando el liquido de cocción que (como ayer no hice caldo porque estaba gandula me he limitado a ponerle un cubito de caldo de pescado)

He simulado que rehogaba las verdinas con el sofrito he añadido la cola he echado el caldo. Tres minutos  para que todos los ingredientes se conocieras. y que canten los ángeles que de esta Lázaro resucita, fijo.

Por si a alguien se le ocurre probarlo, todo eso que he dicho nos lo hemos comido entre dos, repitiendo, como corresponde

 

En este blog no estan activados los comentarios, si crees tener algo que comentar puedes hacerlo en mi PAGINA EN FACEBOOK