Luccia di Lammermoor – Never more

Vale, lo reconozco el título de hoy está en la línea de esos titulares de Facebook.. “encontró una ostra en la playa y no imaginas lo que pasó despues …” o “se declara a su novia y no podrás creer lo que pasó…” Pues sí , este título va un poco por esta línea pero solo en apariencia porque el “Nunca más” no se refiere tanto a la opera en sí como al hecho de que en esta ocasión estaba sentada en platea y NUNCA MAS, una opera de bel canto en platea.  “Mi piso” en el Liceu es el segundo, por la relación calidad precio, por el ratio “sabio” de la hostia “publico en general”, pero en lo que llevo de temporada he cambiado la fecha de todas las funciones. Unas porque estaba allà por Britannia, por cierto  un pais relacionado con el descabellado argumeto de esta opera (algo comun a todas las de esa epoca y más allà) o porque mi turno caía justo enmedio del puente.  En esta ocasión lo unico que encontré acorde a mi presupuesto y  excelsa persona fue platea lateral, lo que ya en si es un problema como te toque alguien alto, cosa que afortunadamente no sucedió.Lucia-c-Suzanne-Schwiertz-Opernhaus-Zurich-XL

El problema es que, como el otro día explicaba a unos amigos para nada vinculados a la ópera…. (al tiempo) … Hay muchos Liceos, algo exportable a cualquier otro teatro. No se puede comparar el público de Wagner con el de Verdi  y menos aun con los amantes del Bel canto, una franja temporal en que la opera se caracteriza por  argumentos inbebilbes,  y una estructura basada en la alternancia de bellísimas canciones y momentos no tan bellos, pensados para que los “divos” tomen aire. Ahora viene cuando me matan. Explicado a un novato operístico, algo así como un festival de la cancion, de mucho nivel, pero con el mismo timing, canción-aplauso-presentador (en este caso) coro, momento musical o la típica camarera, amiga o doncella de la protagonista que debuta ese día.

No le voy a restar mérito a las enormes dificultades y gran belleza de muchisimos de los pasajes, arias, duos etc. del bel canto, pero  como todo està centrado en la calidad vocal, en cuanto esta falla un pelín, pue eso , que a pesar de no ser largas, esta es un poco más de un par de horas, en ocasiones se me hacen pesadas,  máxime cuando  en el momento mágico en que la soprano ataca cosas como  esta…..

Va la señora de atrás a la que aún le rezuma el bottox de la última sesión y tose, y no lo hace una vez que lo hace un montón de veces y tan fina como es ella lo hace así con la boca abierta, pa que se oiga mejor.

Vale que la ópera nació como un espectáculo en el que la gente entraba y salía, las luces estaban encendidas y en muchas ocasiones importaba más lo que sucedia en la sala que en el escenario. El público en general solo callaba en las grandes arias; pero es que ahora cuando no hay aria “comentan la jugada”  y cuando llega el gran momento tosen.  Y ya puedes usar el lenguaje gestual removiendo el trasero en el asiento, al tiempo que en la penumbra vuelves la cabeza dirigiendo los rayos de tu mirada asesina hacia la señora en cuestión, que no te van a hacer puto caso.

Luccia di Lammermoor tiene varios momentos estelares, pues en todos sin excepción la señora de la fila 14 pare que había justo a mi espalda, tosió, y el caballero de la 12  también, lo hicieron ellos y medio teatro. Qué pena que ya no haya divos de aquellos de antes que hacian parar la orquesta para decir que no estaban conformes con una nota, o que había una luz que les molestaba.  Ojala Juan Diego Florez  parase un día el aria y le dijera al respetable público. USEN UN PAÑUELO CJNS…

Aquí os dejo un “tastet” de la Luccia del Liceu

Aquí la tenéis completa con Natalie Dessay en el papel estelar, una cantante que personalmente me ha hecho pasar muy buenos ratos.

En esta ocasión la opera es francés, esto es porque Gaetano Donizzetti era un compositor muy querido y admirado en Francia por lo que varias de sus operas tiene la versión francesa.

 

En este blog no estan activados los comentarios, si crees tener algo que comentar puedes hacerlo en mi PAGINA EN FACEBOOK