Trafalgar Square – The fourth plinth (el cuarto plinto)

Plinto, pedestal o como queráis llamarlo.

Trafalgar Square, es la plaza por antonomasia londinense, porque lo de Picadilly no deja de ser un cruce de calles contrahecho.

Trafalgar es esa plaza que en el centro tiene una columna, un pedazo columna de 46 metros de altura sobre la cual se levanta la descomunal (si estuviera abajo se notaria más) estatua del almirante Nelson,  de 5,5 metros.

Siempre que he pasado por esta plaza estan montando algo, en esta ocasion el “Green Rugby” un acto que se extiende por diversos puntos de Londres, también en parsons Green que basicamente consiste en carpa+musica+pantalla gigante+cerveza, de esto últimolo que más, todo alrededor de ese sano deporte el rugby, más rugby y menos futbol y otro gallo cantaría.

En Trafalgar Square hay lo que corresponde a una plaza principal, algunos mendigos, muchas estatuas, artistas callejeros, señoras de madrid preguntando por Harrods y señores de Barcelona diciendo aquello de: “mira nena aquí també tenen samarretes del Barça” (Mira nena aqui también tienen camisetas del Barça). Muchas más del Barça que del Madrid,  lo que no saben los culés es que las tiene precisamente para ellos.

En las cuatro esquinas de la parte central de la plaza hay cuatro pedestales, plintos o como queráis llamarlos.  todos ellos ocupados por estatuas de sendos prohombres británicos.  Abajo os pongo un enlace con el detalle de esas estatuas.

He dicho todas, pero no es verdad porque  si le preguntais a San Google por el 4 plinto de Trafalgar Square os encontrareis con la curiosa historia de este, yo prefiero llamarlo, pedestal, que durante años estuvo huerfano de esculturas,. En realidad  estaba destinado a  una estatua de Guillermo IV pero, cochino parné, no recaudaron dinero suficiente (notese lo de recaudaron) y la estatua no se hizo. Durante muchos años no había manera de ponerse de acuerdo sobre quien podía ser merecedor de tal honor y el pedestal sufrió lo que yo llamo, síndrome de la “tieta” o del jarrón de la tieta; ese que un día de pesadilla la tieta decició regalarnos por nuestra boda y ahí está sobre el plinto hasta que un dia ¡oh!  que pena, el niño le da una patada a la pelota y tomar por saco el jarrón.  En este caso tenía que ser una patada muy gorda, pero ahí estaba el plinto más desolado que los monegros en los años cincuenta. Hasta que  en 1999 la Real Sociedad de las Artes tuvo la brillante idea de poner en marcha el “proyecto cuarto plinto ” (The fourth plinth project, que dicho si siempre suena mejor) básicamente la idea consistia en utilizar aquel espacio para exponer obras de artistas contemporáneos.

El proyecto original era para tres años, pero  con posterioridad ha seguido utilizándose para tal fin.  El año pasado había allí un bonito gallo azul y ahora hay lo que me pareció, era el esqueleto de un caballo.

Mejor eso que poner a David Beckkham como alguien ya hizo no con fines artísticos..

Ahi os dejo los enlaces y algunas de las obras que han ocupado tan  popular espacio.

 

 

Más sobre el cuarto plinto  AQUI (EN INGLES) AQUI EN ESPAÑOL

This slideshow requires JavaScript.

En este blog no estan activados los comentarios, si crees tener algo que comentar puedes hacerlo en mi PAGINA EN FACEBOOK