Saatchi gallery – a la tercera va la …

Dos veces dos he ido hasta  la Saatchi Gallery y me he quedado a las puertas con cara de besugo. En una ocasión habíaun evento cerrado al publico en general. En la segunda estaban montando una exposición, porque la Saatchi Gallery es eso una galeria de exposición y  cuando vas te encuentras lo que te encuentras a no ser que sepas a lo que vas, que no era el caso esta mañana.

Pues nada que hoy he llegado allí y me he encontrado con tres  vigilantes en la puerta, todos vestidos de negro,  desde la entrada hasta la puerta propiamente dicha ahora hay un curioso jardin temporal que me ha recordado un poco a los  recorridos por el inteiror de las tiendas Ikea; aquello que piensas si para ir de A a B lo más corto es una linea recta, entonces para qué me haces ir dando tumbos entre flores. Yo, en ese momento no lo sabía pero eso formaba parte de la exposición  Mademoiselle Privée, actualmente en cartel en la galeria, en total esta poco más de dos semanas, que viendo la que han montado allí seguro que llevan más tiempo el montaje y desmontaje que el tiempo efectivo. Así empiezo yo a entender el poque de tantos plantones.

He hablado de tres vigilantes, pues ante la puerta o mejor dicho ante el acceso a la cola había otro que revisaba los bolsos, que después dices ¿Para qué? y con este ya eran dos ¿para qué? pero aun vendrían más.

Si, si un martes a las 11 y había cola, una cola peculiar, formada basicamente por señoras, yo tambien claro, solo que yo iba digamos normal, mientras que muchas de las que me acompañaban en el serpentin iban literalmente  disfrazadas de…… mademoiselle porque la protagonista de la exposición era Mademoiselle Chanel.

Interés real por Chanel, hombre, para qué nos vamos engañar, entre Chanel y Turner el segundo gana por goleada pero yo había llegado hasta allí y no iba a marchar sin saber qué se escondía tras los muros de la Saatchi.  38 minutos, cronometrados he tardado en acceder al recinto, previo una segunda revisión del bolso y la mirada inquisidora de dos vigilantes más, llevamos ya  6.

La exposición estaba estructurada en tres plantas, las que tiene la galeria. quisieras o no tenías que seguin un recorrido preestablecido.  que empezaba en esta mise en scene.

IMG_2042

que dices, hombre para empezar, a modo de presentación pues esta bien.  Despues ha empezado loque seria toda una pesadilla es decir espacios oscuros en los que apenas veía por donde andaba, suerte de los multiples vigilantes que te indicaban el camino. De repente un espacio abierto y allí he podido presenciar un curioso fenomeno.

IMG_2044

Un monton de gente fotografiando esto, un monton, no exactamente todos porque yo también fotografiaba aunque en realidad mi intención era fotografiarlos a ellos. ¿Que era eso? pues lo que veis una puerta  en la que se leía “Mademoiselle privé”.  El resto de la planta baja seguia en la misma linea, motivos y más motivos.

IMG_2047

IMG_2045

¡Ah! y un vestido el único que he visto con detalle, este.

IMG_2048

Despues venia una zona, que considero francamente peligrosa. consistente en un conjunto muy numeroso de telas colgando del techo formando un camino aun más angosto que los anteriores en los que se suponía que se proyectaban siluetas, pero con tanta gente y tan poco espacio y la semipenumbra continua pues nada que la cosa no era apta para claustrofobicos, pero la cosa iria a peor.

porque entonces he pensado subo a la segunda planta y voy bajando y así lo he hecho pero por la escalera, no precisamente ancha, pero es que los ascensores, pequeños e insuficientes estaban colapsados, la escalera también e insisto era  martes.  La planta superior es donde estaban ubicados los talleres, de embroderie, de perfumes de couturier, todo así en frances que queda más chic. ¿he mencionada alguna vez la gran cantidad de franceses instalados en Londres? al menos en fulham. Pues hoy todas sus madammes estaban en la Saatchi.

He de reconocer que el taller de perfumeria olia muy bien.

IMG_2050

IMG_2056

IMG_2053

IMG_2057

Entre unos talleres y otros había una sala muy misteriosa cuyo sentido nohe acabado de pillar, (debo estar en baja forma) lleno de maquinas tragaperras,que también fotografiaba todo el mundo. Me debo haber perdido algo.

IMG_2054

Visto todo en la segunda planta he bajado a la primera donde estaba el plato fuerte.  dos salas con vestidos, una con vestidos ensartados en tubos de metacrilato talla 34 más o menos cuya unica iluminacion provenia de esos tubos. Y justo enfrente la sala con los vestidos más espectaculares, que mayoritariamente, salvo un dos o tres, eran oscuros todos adornados con joyas espectaculares, diamantes decían, que lo podían ser o no porque a la distancia que estaban no se apreciaba (yo tampoco lo hubiera notado). para qe los brillantes lucieran la luz era cenital focalizada y el resto ya te espabilaras. Anden por la derecha y no se acerquen a la tarima central decían al entrar (dos vigilantes más) no si acercarse la señora de delante mio no quería acercase, ella ha tropezado cosa que no me extraña.IMG_2060

Resumiendo que  no entiendo muy bien el objeto de la exposición, que me ha parecido agobiante por angosta. Este es el pasillo que conducía a la tienda

IMG_2059

Lafoto está movida porque francamente tenia prisa por salir de allí justo el espacio daba para dos personas.

Lo más llamativo, sin duda el tema vigilantes, al salir he hecho un recuento rapido y me he parado en los 30, pero habían más.

IMG_2064

IMG_2063

Personalmente creo que era puro marketing. Pones mucho vigilante y asi parece que hay mucho que vigilar, porque todos iban uniformados de Chanel, off course.  Claro que con tanta gente y la entrada gratuita una se pregunta, ¿como les salen los números?pues como siempre, con la cafeteria, la tienda y los eventos, cenas cocteles y demás que organizan simultaneamente a la exposición.

En mi proxima visita a ver si pillo algo más de mi gusto.

Saatchi Gallery

aaa

En este blog no estan activados los comentarios, si crees tener algo que comentar puedes hacerlo en mi PAGINA EN FACEBOOK

¿tienes algo que decir?