Asturias – costa oriental – Gulpiyuri – Güelga

Esto de Internet, a veces te da pequeñas/grandes alegrias, como ayer cuando recibí un e-mail de una persona de esas anonimas que resulta que te siguen y al decir te siguen no me refiero a eso de los seguidores en Twitter, que sigo sin saber muy bien como va, sino a una señora que desde su lejana Galicia de tanto en tanto hace click y lee las cosas que escribo. Milectora no está en Facebook y por eso no sabia que me he tomado unos días de oxigenación. Juro por Dios o por lo que sea que lo necesitaba y lo sigo necesitando.  Saturada, esa es la palabra. He estado una semana entera sin postear,compartir o puntuar nada. He mirado, qué se cocía entre mis “amistades” pero nada más y creo que voy a seguir así como poco hasta el 20 de diciembre.

¡Qué agobio!

Además como tengo mucho trabajo acumulado no me costará mucho. Y entre las cosas acumuladas esta Asturias que ni de largo se merece que tras diez dias trotando por allí no haya escrito ni una línea porque lo de la cronica de la prensa no cuenta. Así que voy a ver si enmiendo la situación y me pongo al día.  Y empezaremos, como se empieza todo, por el principio, más o menos.

Asturias es como cuando vas a un restaurante, no de esos de diseño en que el monto de la factura es inversamente proporcional al tamaño, no del plato, sino de lo que hay dentro de él. Es como cuando vivia mi querida Tieta Concha (la tieta vasca de la familia) que era imposible, aquello no te lo podías acabar y mira que estaba bueno. Pues con Asturias pasa algo parecido,  tiene una costa tan maravillosa, unas playas de esas que dice. Anda y que les den que yo aquí me quedo.  Vamos que estoy eanmorada de Asturias, cuanto más voy más me gusta y me gusta todo la montaña, el mar, la niebla, el sol, la gente, la comida off course.  Y encima barata. Los asturianos me dirán que no que la vida está muy achuchá, pues  nada os venís para acá y después me lo explicais.

Pues nada que tras un dia de aclimatación, visita al super etc. y largo paseo para desentumecer los musculos despues del palizon del dia anterior con sus 834 kilometros, empezamos nuestra estancia exploratoria propiamente dicha y la empezamos a la busca y captura de la playa oculta de gulpiyuri, oculta porque esta  tiera adentro, no kilometros pero si claramente dentro de la costa con los acantilados separandola del litoral, pero las más de las veces oculta por el mogollón de gente que se planta allí haciendo fotos, mayoritariamente selfies (porqué no inventaria yo el palo del selfie?) o metiendo los pies en el agua. Yo aun la llegué a ver pero un amigo que estuvo allí en agosto se la saltó pensando que aquello era una manifestación.

Pero lo realmente hermoso no es tanto Gulpiyuri como la costa al otro lado del acantilado.

Para los de por aquí del mediterraneo aclararé que salvo un dia, el último que hubo una marejadilla sin más todos los días era mar llana y que las olillas que se ven en las fotos no son olas sino marea. Ya se que parece tonta la aclaración pero es que por aquí lo de las mareas es como de risa.P1070485

De gulpiyuri por un camino más o menos practicable, en coche,  nos desplazamos hasta la playa de las Guelgas, un pequeño paraiso donde encontramos a….. 6 bañistas 6 , tranquilmente leyendo el periódico cuando llegamos la marea empezaba a subir con lo que hay que preveer que unas horas despues la playa seria lo que se suele decir una piscina. Que vaya tonteria esa mania de comparar el mar con piscinas. A medio camino entre gulpiyuri y las Guelgas está la ermita de santa Eulalia.

 

Desde la playa de la Güelga siguiendo unpoco el camino enseguida se ve una zona donde dejar el coche,  en realidad a pie desde gulpiyuri a las Güelgas solo hay un km a pie. Un  paseo de nada y patapam.

El castro de las Gaviotas o islote del Desfuracado, postal típica de la costa asturiana donde las haya. uno de esos sitios que quedan anotados para un día de mala mar de las de verdad.

 

P1070489

 

en frente esta la minucula playa de la canalina a la que se puede acceder por unas empinadas escaleras,

P1070498

pero lo más curioso son soportes para las poleas que se ven en lo alto. P1070493

 

Una, que nació mal pensada, ya me había montado la película de los contrabandistas que no descarto yo que algo de eso habrá pero segun me dijeron en realidad eso es para subir el  ocle. ¿que,  qué es el ocle? pues un alga roja que precisamente en septiembre (aunque yo no lo vi) se recoge en las playas asturiadas y que se usa para cosmetica…. bueno yo del contrabando no lo descarto, siempre es una posibilidad.

 

Más sobre el ocle
En este blog no estan activados los comentarios, si crees tener algo que comentar puedes hacerlo en mi PAGINA EN FACEBOOK

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.