27 S – Bajo palio

Tengo un amigo, antiguo compañero de  batallas funcionariales que de forma sorpresiva, o quizá no tanto,  hace unos años, pocos,  rayando la sesentena, se ordenó sacerdote.  Mi amigo  cree en todas esas cosas de Dios y la Virgen y tal, bueno, supongo que cree porque sino dudo que hubiera pasado el examen. Porque digo yo que hay exámenes para ser sacerdote. En cualquier  caso en las pocas ocasiones que hablado con él desde que cambió su condición, pocas pero intensas, nunca hemos hablado de santos,  milagros ni nada parecido siempre me ha hablado con verdadera pasión  de su parroquia, de su gente,  que no sé si anda falta de fé pero seguro està sobrada de problemas. Por eso un dia me dijo que él esto de rezar como que le  daba apuro, porque es como cuando el ocupaba un alto cargo y la gente le llamaba con tonterías y no podía concentrarse en lo que había de ser su trabajo. Pues mi amigo me decia que a Dios le debia pasar lo mismo y que con tanta gente dejando atras su tierra por el hambre, la miseria y la guerra. Con tantos jovenes sin trabajo, muchos, demasiados  atenazados por el yugo de la droga. Con tanta mujer maltratada. Con tanta injusticia  a la puerta de nuestras casas. Llamar a Dios por una tonteria es como un insulto.

Y es que a los ojos de un ser todopoderoso que le llamen para resolver cosas que mundanas que no tienen remedio debe ser una intromisión de muy mal gusto.

Esto de la España unida, monseñor, no es cosa de  Dios sino de los hombres, y no se arregla con rezos sino con democracia.

 

1409398727452superarzo00003

 

En este blog no estan activados los comentarios, si crees tener algo que comentar puedes hacerlo en mi PAGINA EN FACEBOOK