Cangas de Onís – Parador

A lo largo de mi vida he estado en un buen número de Paradores, suelen estan en ubicaciones privilegiadas, se come bien y desde que decidieron que la edad de oro empieza a los 55 y si no tienes demasiados problemas de calendario, hasta resultan a un precio aceptable. Así que entre estar en un hotel dentro de Cangas, una población que no conocia pero que me daba en la nariz que seria demasiado populosa como así fue, y el Parador situado a pocos kilometros en un edificio especial con iglesia y todo. Pues como que no hay color, y para el parador que nos fuimos

He de confesar que esto no me dió muy buen rollo lo que en sí mismo es una tontería porque en  muchos paradores el nombre que aparece con más frecuencia es el de D. Manuel Fraga Iribarne, no en balde era el padre oficial del invento, que no dejaba de ser una copia de cosas parecidas existentes en otros paises.  Pero mira lo de Fraga en los paradores ya es como el San  Pancracio en las mercerias, va con el paquete pero lo de encontrarme allí a Cascos y Rato, no me gusto mucho que digamos y después esta lo de D. Jose Manuel Fernandez. Entiendo que el hombre llamandose así recurra a su segundo apellido para dar algo de personalidad a tan humilde genealogia, hasta aquí vale, pero a quien cñ le importa quien era secretario de estado de comercio, turismo Y…. PYmes cuando se construyo el parador? A nadie, absolutamente a nadie salvo al Excmo. sr. D. José Manuel Fernandez Norniella.

IMG_5440

Pero bueno yo estaba hablando del parador. Bien gracias, principalmente porque como ibamos a estar varios dias nos pusieron en una habitación de la parte noble la del claustro, porque este como todos o casi todos los paradores tiene su parte noble y la corriente, allí habia unmonton de abueletes franceses que venian a un campeonato de bridge.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pero en este parador no todo fue perfecto, falló la comida y es la primera vez que me pasa. Normalmente los paradores suelen poner a sus platos nombre con demasiadas aspiraciones, pero con el tiempo una sabe “ver” unos huevos fritos con jamon bajo tres lineas de  codigo cifrado. pero en este caso, sencillamente falló la cocina hasta el punto de que un dia tras una ensalada impresentable porque impresentable es ponerte delante un combinado florette y una rodaja de queso de cabra con algo parecido caramelo líquido y una supuesta tarta tatín, compuesta por una hoja de pasta de hjaldre reblandecida con ….. atención…. tres trozos de melocoton en almíbar. Ante semejante atentado a todo llamé al maitre y me limite a preguntar si el cocinero sabía lo que era una tarta tatín.

Prefiero no imaginar lo que debieron pensar los jubilados franceses si les pusieron aquello delante. Nunca me había sucedido y espero que sea algo puntual por lo demás sigo confiando en paradores.

En este blog no estan activados los comentarios, si crees tener algo que comentar puedes hacerlo en mi PAGINA EN FACEBOOK

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.