Las “carreteras” de 4 cifras

Ayer dije que hoy tendría lugar mi bautismo como conductora en Inglaterra, pero no. Un sexto sentido, que yo creo era supervivencia me ha hecho declinar el amable ofrecimiento de mi marido y aplazar mi debut hasta después de comer. Lejos de sentirse contrariado mi marido no ha podido disimular su alegría y después de dar unas cuantas instrucciones al navegador del coche nos hemos lanzado, más él que yo, a la aventura que tenia nombre de l Parque Natural de Dartmoor, que para entendernos, consiste en una extensión de territorio bastante amplia en la que por diversos motivos, los que sean, el tiempo se ha detenido, lo que le da una cierta gracia. Estas zonas, incomprensiblemente casi vírgenes, de Inglaterra han sido convertidas, legalizadas más bien diría yo en parque, porque salvo que en el mapa pone parque lo cierto es que no tienen nada que ver con los nuestros, con sus centros de interpretación,  restaurantes, productos más o menos típicos,  el consabido alquiler de bicicletas, y por supuesto senderisme. Pero mientras en spain los senderos suelen estar marcados aquí por no marcar no marcan ni las carreteras, Al menos a ojos del ser humano, no así para el GPS de un coche de alquler británico que va de listo y cree que todas las carreteras son practicables.

NO.

– Ves hay una carretera que va por arriba y otra que va por abajo. Pues nosotros iremos por en medio.

Hacerle entender a la señora esa de la pantalla que queríamos ir por el centro no ha sido fácil, y es que la mujer sabía lo que se hacía no así mi señor marido. Que al final ha conseguido convencerla para que nos llevase a Moretonhampstead.

La excursión ha empezado en la A 38, lo que vendría a ser una autopista nuestras, sin peaje, off course, y con algunas particularidades que obviare por el momento. A continuación nuestra amable guía nos ha enviado a la A382, que piensas tu. ¿habrá una transición entre la autopista y la carretera secundaria? Pues no, aquí pasas sin solución de continuidad de los dos carriles, a una carretera  tamaño comarcal, en la que “no signals on the road” salvo unas letras enormes que dicen “SLOW” y ¿cuando pone eso? Pues cuando no pasan dos coches a la vez algo que sucede aproximadamente cada “two miles” vamos cada dos por tres.

Pero las cosas podían ir a peor y  así ha sido

¿Por ahí?

Si ella lo dice así será.

Alguien puede decirme de donde nace ese convencimiento de los hombres en lo que les dice una tia a la que no le ven la cara y menos aun las tetas, como para meterse de cabeza. Pues para allí que nos hemos metido, circulando por una pesadilla de camino de cabra asfaltado,  encajonado entre altos muros de vegetación que esconden en su parte inferior paredes de piedra y/o tierra, como hemos podido comprobar immediatamente. Justo después de que la rueda izquierda topase contra una peidra oculta, en ese momento en que piensas por favor que no venga nadie; el mismo en que dices ni borracho voy marcha atrás, cuando te arrepientes de no haber contratado el seguro a todo riesgo y cuando te preguntas si el RACC te sacará de esta. Entonces nos hemos dado casi de bruces con una descendiente de los celtas con aspecto de jugador de rugbi con tetas y su caballo un ponie percheron un animal tan ancho como bajo, vamos que era cuadrado, que la señora llevaba de paseo cogido con una correa.

Sabeis aquella escena del chinito delante del tanque, pues así nos hemos sentido nosotros antes semejante mole humana, como el chinito pero en cobarde.

Y vaya si se podía ir marcha atrás, lo que usted mande milady.

Unos 100 metros marcha atrás entre aquellos acantilados de vegetación hasta llegar a un sitio que más más o menos permitia el paso de su ilustrisima y su gracil corcel y la apertura de una puerta, lo que a posteriori me ha permitido tomar la foto de abajo que no refleja ni mucho menos lo apurado de nuestra situación. A la señora esa no la fotografiaba ni su padre.

 

P1060151El momento surrealista ha llegado  justo cuando volvia al coche despues de hacer la fotografia cuando de repente aparece un coche que nos ha obligado a recular nuevamente hasta un lugar donde  el señor y su masseratti pudieran pasar más o menos, mas bien menos que más,holgadamente.

Si, si habéis leido bien, un masseratti. ¿Qué hacía un masseratti allí? npi.

Y si al final hemos llegado a Moreton, una población donde no tengo la menor duda hoy hablan de una pareja de rusos, o polacos o lo que sea que les haya sonado el catalán, que vete tu a saber como llegaron a ese bonito pueblo. Donde mira tu por donde me he encontrado en el cementerio más bonito que nunca había visto.

Nunca, nunca os metáis por una carretera con cuatro números y si en lugar de una A tiene una B menos todavía y si no tiene ni numero ni letra, entonces mejor dad media vuelta.

 

En este blog no estan activados los comentarios, si crees tener algo que comentar puedes hacerlo en mi PAGINA EN FACEBOOK

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.