Cosas que ver en Wiltshire – Lacock y Avebury

A veces, y en Inglaterra pasa mucho, uno se pregunta como puede ser que  esto (sea esto coche, casa, o pueblo entero) haya llegado así hasta nuestros días. Porque ya te digo yo que en spain no un lacock ni borracho. Bueno por allí perdido en una montaña quizá, pero así a un tiro de piedra de una autopista imposible.

Pero allí está Lacock, casi virgen desde  los tiempos de mariacastaña. Alguien, sin señalar, me ha dicho que ello es debido a las peculiaridades británicas con respecto al suelo. En realidad en Uk casi todo es peculiar.

Allí sucede que a veces el edificio tiene un propietario que no lo es del suelo y que por aquellas leyes ancestrales, en muchos casos si derriba la casa pierde el derecho de uso sobre el suelo, que normalmente pertenece a la corona.

Esta es al parecer la explicación del porque hay tanto edificio milagrosamente en pie desafiando burbujas inmobiliarias (lo de Inglaterra en especial Londres eso no es una burbuja es un balon) y ahí está Lacock tal cual estaba allá por el siglo 16 y antes.

apítulo aparte merece su iglesia.

Porque lo encontrar un motivo relacionado con la guerra del 14 y sus poppies correspondientes es habitual.

P1060501como tambíen lo es que haya un rincón destinado a guardería dominical, visto desde la optica mediterranea suena raro, pero allí no lo és.

P1060493

Que la “señu” cuelgue las manualidades de los niños, es, al fin y al cabo, la consecuencia lógica de tener una guarderia dentro de la iglesia.

P1060511

Que una viuda mañosa teja un bonito motivo en ganchillo del tres para decorar la pila bautismal… es cuestión de gustos.

Cuando la cosa empieza a tener más dificil explicación es cuando pasas junto a un arcon, así como sin darle importancia y el subconsciente de repente te dice. eh! tu que ahí había algo raro.

P1060510

Y sí lo había. Porque lo que podía ser un motivo de gusto dudoso y aun más dudosa justificación, toma otra dimensión cuando ves que la base que lo sustenta es una toalla de baño. XXL

P1060513

Notese el detalle de las sombrilla tipo caipiriña de Magaluf.

 

Pero donde  te quedas, así como me quedé yo fue cuando junto a una placa en memoria de Robert Colborne, que no sabido encontrar quién fue

P1060520

Vas y te encuentras un motivo de dificil digestión

P1060516

el “motivo” ya es de por si kitsch, pero es que cuando lo miras con atención descubres  que la caja de bombones, son pequeñas flores ¡frescas! lo que quiere decir que alguien las repone.

P1060518

Rematando el conjunto un precioso anillo, es de suponer de compromiso, hecho con florecitas… ¡frescas! . todo junto a la placa en memoria de un sujeto fallecido en 1776

P1060519

 

En Lacock se han grabado multitud de películas, las más sonadas, Orgullo y prejuicio y Harry Potter y es que tu llegas a Lacock y en el tiempo que descargas los focos del camión, los vecinos han apartado los coches y ya estás en el siglo 16 como poco.

 

Pero Lacock es también su abadia, una abadia que no es tal porque desde lo de la disolución de Enrique VII, aquel que cambiaba de mujer como de camisa, y que arrastró a la iglesia al cisma todo por un calentón de bajos. desde entonces allá por  1539 la abadia es una casa particular. su primer propietario fue William Sharington que la reconstruyo como vivienda y así siguio hasta 1944 cuando Matilda Talbot la dono a lo que vendria a ser patrimonio del estado. Allí también se puede visitar un museo dedicado a William Fox Talbot, para los ingleses el autentico padre de la fotografia, con permiso o no de monsieur Daguerre.

Y saliendo de la abadía, directos a Avebury, que dicho así no parece gran cosa pero que resulta ser algo así como el pariente pobre de Stonehenge. Pobre porque el número de visitas que recibe es proporcional al tamaño de los pedruscos. Pobre porque este es gratis y el otro no, por no pagar aqui no se paga ni el parking.

Ahora bien las piedras de Avebury, aunque más pequeñas, son igual de impresionantes y como las anteriores estan situadas en circulo/s, tiene su  pseudo monje haciendo  meditación, (ese va en el pack) y el tio raro con barba y bombachos tiroleses haciendose un selfie. No dispongo de documento grafico de este ultimo porque se notaba mucho y el tio era como un armario.

Y hasta aquí la visita relampago a tierras de Wiltshire.

 

Más información sobre:

Abadia de Lacock

Lacock

Avebury

En este blog no estan activados los comentarios, si crees tener algo que comentar puedes hacerlo en mi PAGINA EN FACEBOOK