Llegó la primavera a la ciudad….

IMG_0067

Pues si damas y caballeros, estamos en primavera, que lo es para todos, pero segun donde parece más, aunque solo sea por el contraste entre la lluvia horizontal del acogedor invierno londinense, bastante más desagradable que el suizo, que ya es decir y el reluciente sol de estos días.

Los de la foto son mi hija, sin medias ni calcetines, “¡paqué! si estamos en verano” parece querer decír y el renacuajo es Lluc con su patinete  y lo de encima es un cerezo japones de caete de espaldas y unos metros antes había un rododendro de esos que te hacen decir. Por favor señores del garden no pretendan vender rododendros en  Barcelona que no, nunca  podran ser así, ni lo intenten. Lo mismo vale para los londinenses con los geranios o las adelfas, hay una señora cerca de fulham Broadway que tiene una ramita de adelfa de aproximadamente 2 palmos de alto con tres hojas, tres;  que sobrevive a base de bolsas de plastico y supongo yo que oraciones al altísimo.

Tengo la teoria de que se la debió de traer de contrabando de algunas vacaciones en el mediterraneo y ahi la tiene.

El  sol radiante que estos días luce en Londres ha llenado los parques de gente oreandose, cual bacalao. Pero no son solo los parques. Camino de la guarderia de los niños hay un “pan quotidien” con una micro  terraza en absoluto acogedora lo que impide que estos días esté perpetuamente llena de gente con su ordenador  sus auriculares para el iphone.  Lo mismo pasa en un starbucks que tiene puestas tres sillas contra una pared desangelada  y allí tienes siempre a alguien haciendo el gato. Los ciclistas  matutinos de los que hablé en anteriores crónicas se han multiplicado por  cientos hasta el punto de  ocasionar colapsos circulatorios en New King’s Road. Por cierto, siguen deteniendose en los semáforos, una costumbre a imitar y no señalo a nadie.

Hoy era mañana de compras, objetivo faldas.  ¿Faldas?.

Si faldas, me ha dado por llevar falda y hace unos dias lo intenté pero volvi con las manos vacías y sin faldas.  No buscaba nada especial, un par de faldas en plan fondo de armario peus no las encontré. Alguien ha decidido o quizá hemos sido nosotras mismas que a las catalanas no nos gustan los pantalones. Digo las catalanas porque una amiga de madrid me decía que en Madrid habían más faldas a la venta.

Y quien dice faldas dice vestidos que hay alguno pero tampoco es como para “triar i remenar” (revolver y escoger)

No sé si es que nosotras no compramos o es que no compramos porque no hay qué comprar, pero hoy alentrar en un zara de aquí, en menos de 15 metros de colgadores ya llevaba vistos 6 vestidos distintos ninguno de los cuales los vi en Zara BCN. Así que hoy nos hemos ido las tres generaciones a High Street kensington, donde si las apreturas de Regent’s Street puedes comprar con mayor tranquilidad, algo de agradecer cuando andas con una señorita que tiene mucho que decir acerca de todo y en su propio idioma.

IMG_0070

Al final encontré las faldas y las encontré donde lo encuentro casi todo en Uniqlo una tienda que se supone se instalaba en españa por primera vez en Plaza Catalunya BCN esta primavera, pero que me parece aun no lo ha hecho, al menos no me consta. Pues vaya por delante que cuando abran es un sitio para poner en la agenda, eso que llaman un imperdible, al menos para mi.

Con las faldas colgando del asa del cochecito y poca cosa más que la libra está muy cara, de vuelta a casa  que la niña tiene horario británico, a ver si esta tarde nos da permiso y podemos “orearnos” un ratito en el parque, porque estamos en primavera.

¿tienes algo que decir?